Cain Velázquez afirma que preparación va sin contratiempos

Caín Velázquez aseguró que su preparación marcha sin contratiempos para el combate por la unificación del título de los pesos pesados que disputará ante el brasileño Fabricio Werdum, por la UFC 188.

El combate de Velázquez ante Werdum estaba programado para la UFC 180, que se realizó en la capital mexicana en noviembre pasado, pero por una lesión del estadounidense de ascendencia mexicana obligó a cancelar la pelea.

"He estado practicando todos los días para esta pelea, viendo videos de Fabricio para saber qué hace bien y preparar muy bien mi estrategia", dijo Velázquez en una entrevista telefónica la Associated Press.

Werdum terminó enfrentando al neozelandés Mark Hunt en esa cartelera para conseguir el campeonato de peso interino de los pesados.

"Mi trabajo es pelear, para eso me preparo, pero esta profesión es difícil, afortunadamente ahora mi cuerpo está al 100 por ciento", dijo Velázquez.

Estar a toda su capacidad ha sido un problema en tiempos recientes para Velázquez, quien debido a diversos males no se sube a un octágono desde la UFC 166, cuando se impuso a Junior Dos Santos.

"Las lesiones son parte de este trabajo, estoy preparándome para pelear a pesar de ellas. Hasta ahora todo va bien, llevamos dos meses de trabajo duro, de entrenar tres veces al día, haciendo lucha, boxeando y levantando pesas", agregó Velázquez, quien tiene marca de 13-1.

El gladiador afirmó que la pelea ante Werdum, quien ha triunfado en sus últimas cinco peleas y no pierde un combate desde 2011, será muy complicada.

"Es un peleador que hace todo bien, boxea, tira patadas... es realmente muy completo. Va a ser muy difícil enfrentarlo", agregó.

Velázquez, de 32 años de edad, nació en Salinas, California, pero su padre es mexicano y los aficionados del país lo consideran uno de los suyos. En la función de año pasado, Velázquez acudió como aficionado y fue recibido con una gran ovación por parte de la afición que llenó la Arena Ciudad de México.

Cuando suba al octágono el próximo 13 de junio, Velázquez sabe que ese apoyo será una ventaja a favor para vencer a Werdum.

"Estuve en esa pelea y lo recuerdo (la ovación), sé que para esta pelea los mexicanos van a estar conmigo y que yo voy a ganar", concluyó.