EEUU: aumenta actividad militar de China y Rusia

El comandante de las fuerzas estadounidenses en el Pacífico afirmó el miércoles que la creciente reclamación china de tierras en el Mar del Sur de la China podría permitir a ese país ejercer más influencia en una zona disputada y emplazar piezas militares como radar de alto alcance y sistemas misilísticos avanzados.

El almirante Samuel Locklear también dijo al Comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes que Rusia ha intensificado su actividad militar en la zona de Asia-Pacífico en los últimos meses para llevarla a niveles cercanos a los de la Guerra Fría.

El área de comando de Locklear abarca una amplia zona continental y oceánica donde el gobierno de Barack Obama ha tratado de aumentar la presencia estadounidense, y donde otras potencias se disputan la influencia. El jefe militar habló en una audiencia sobre estrategia militar en la región.

En el último año, China ha efectuado numerosas tareas de reclamación de tierra en arrecifes anteriormente sumergidos en el Mar del Sur de la China, pese a un pedido estadounidense de que se congelen dichas construcciones para dar tiempo a la diplomacia entre China y sus vecinos en el sudeste del Asia.

Locklear dijo que China ha efectuado tareas masivas de reclamación de tierra y proyectos de construcción en ocho islotes en la cadena Paracel y Spraty, incluso lo que parece ser una pista aérea en el arrecife Fiery Cross, también reclamado por Vietnam, Filipinas y Taiwán. Es uno de muchos islotes disputados en esa zona.

Locklear agregó que las islas artificiales permitirían a China suministrar bases y puntos de reabastecimiento para su flota creciente de buques de seguridad marítima. Agregó que China podría emplazar en ellas proyectiles e instalaciones de radar, proporcionándole una plataforma para instalar eventualmente una zona de identificación de defensa aérea.

"Básicamente les permite ejercer una mayor influencia en lo que es ahora un área en disputa", agregó.