Autoridad sospecha muerte de 400 migrantes en Mediterráneo

La posible muerte de 400 migrantes en el Mar Mediterráneo es una de las peores tragedias conocidas por el flujo inmigratorio en la última década, dijo la agencia de las Naciones Unidas para refugiados, y se produce en momentos sin precedente de migración desde África y el Oriente Medio a Europa.

Los ahogados frente a las costas libias son protagonistas de un fenómeno cuya solución ha resultado difícil para las organizaciones de asistencia: la posible muerte de miles de migrantes que se hacen al mar en embarcaciones precarias y que nunca llegan a destino.

La Guardia Costera italiana rescató a unas 140 personas del naufragio frente a las costas de Libia el lunes y extrajo nueve cadáveres, pero advirtió inmediatamente por los restos de la embarcación de gran tamaño que probablemente llevaba a otros centenares a bordo.

El rescate se llevó a cabo durante una operación de cinco días en que los barcos italianos rescataron a unas 10.000 personas en el mar desde el viernes, una cifra sin precedente en tan poco tiempo, según el comandante Filippo Marini, un vocero de la Guardia Costera.

Los sobrevivientes del naufragio del lunes reportaron que había unas 550 personas a bordo, según los trabajadores de organizaciones de asistencia.

"Por supuesto este es un cálculo. Nadie de los que viaja conoce exactamente el número. No reciben un pasaje que dice 'número 550''', afirmó Bárbara Molinario, portavoz en Italia de la alta comisionada de las Naciones Unidos para refugiados.

Por lo menos 15 sobrevivientes dijeron a la organización Save the Children que había 550 personas a bordo, dijo la vocera Carlotta Bellini.

La agencia de la ONU calcula que 3.500 migrantes murieron en el Mediterráneo el año pasado, en comparación con 600 en 2013. Muchas muertes nunca son confirmadas oficialmente. En cambio, los sobrevivientes dicen qué les ocurrió a los que perecieron y, en los casos en que se pierden embarcaciones en el mar, sus familiares reportan que nunca llegaron a Europa.

En lo que va del año, el número de muertos o heridos en el mar asciende a 900, según la agencia, en comparación con 17 a la misma altura el año pasado.