En Napoli, el presidente del club está a cargo

Con reportes de que el técnico Rafa Benítez está listo para dejar el puesto al final de la campaña, el presidente del Napoli Aurelio De Laurentiis parece haber tomado las riendas antes del duelo de cuartos de final de la Liga Europa contra Wolfsburgo.

De Laurentiis ordenó que el equipo estuviese en entrenamientos permanentes luego de que fuese eliminado por la Lazio la semana pasada en semifinales de la Copa Italia.

El hotel en el que el equipo fue albergado al parecer no tenía agua caliente ni cocina, lo que hizo que los jugadores tuviesen que pedir su cena a restaurantes.

Tras una victoria convincente sobre Fiorentina el domingo -- que rompió una racha de cinco partidos sin triunfo en la Serie A -- los jugadores fueron autorizados a irse a casa por una noche, pero tuvieron que reportarse de regreso al día siguiente para prepararse para el duelo del jueves en Alemania.

"He decidido que el equipo estará en los campos de entrenamiento por tiempo indefinido", escribió De Laurentiis en Twitter. "Nápoles es una ciudad llena de distracciones y este es un momento para máxima concentración. El éxito tiene que basarse en disciplina".

Miembros del personal de Napoli no estuvieron de acuerdo con la decisión.

"Mis colegas pueden oponerse, pero la decisión es mía", dijo De Laurentiis.

Napoli busca ganar apenas su segundo trofeo de Europa, luego que Diego Maradona guiase al club sureño a ganar la Copa UEFA en 1989.

De Laurentiis compró el Napoli en el 2004 cuando el club estaba en bancarrota, y bajo su mando ascendió desde la tercera división hasta convertirse en protagonista en la Serie A.

En los otros partidos de cuartos de final, juegan Dynamo Kiev contra Fiorentina; el campeón defensor Sevilla contra el Zenit St. Petersburg; y Brujas contra Dnipro.

Algunos puntos sobre los duelos del jueves: