Palestinos combaten avance del EI en campamento sirio

Combatientes locales en un campo de refugiados palestino en Damasco avanzaron el miércoles en sus enfrentamientos con milicianos del Estado Islámico, dos semanas después que el grupo extremista tomó violentamente la zona en su penetración más profunda en la capital siria, dijeron un funcionario y un activista palestinos.

Jaled Abdul-Majid, funcionario palestino destacado en Damasco, dijo que facciones palestinas han obligado a los milicianos del Estado Islámico a retirarse de algunas posiciones en el campamento de refugiados de Yarmouk.

Sami Hamzawi, activista palestino del campamento que en este momento vive fuera de Siria, dijo que el grupo Aknaf Beit al-Maqdis, afiliado con Hamas, ha capturado varios edificios y avanza desde áreas que controla al noreste de Yarmouk. Hamzawi dijo que está en contacto regular con vecinos de la zona.

Combatientes del grupo Estado Islámico tomaron el control de la mayor parte de Yarmouk anteriormente esta semana, estableciendo por primera vez una presencia permanente en la capital siria. Funcionarios palestinos y sirios han prometido retomar Yarmouk, una zona residencial donde vivían 160.000 palestinos y sirios antes de la guerra civil.

"Debido a las presiones de las facciones palestinas sobre los combatientes del Daesh, fueron obligados a retirarse de algunas posiciones", dijo Abdul-Majid, usando el término despectivo en árabe para referirse al grupo Estado Islámico.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, que tiene una red de activistas en toda Siria, reportó fuertes enfrentamientos en el campamento y dijo que Aknaf Beit al-Maqdis está respaldado por algunos combatientes islámicos sirios.

Hamzawi dijo que combatientes de Aknaf Beit al-Maqdis capturaron varios edificios cercanos a la mezquita Salahuddin al-Ayoubi, una de las principales del campamento. "Parece que han retomado la iniciativa", dijo Hamzawi sobre los combatientes palestinos en el campamento.

___

El reportero de la AP Bassem Mroue contribuyó a este despacho desde Beirut.