Corea del Sur: Dudan que naufragio ferry mejore la seguridad

Hace un año, mientras Corea del Sur se debatía entre el dolor y la rabia por la muerte de 300 personas, la mayoría de ellas escolares, ahogadas tras el hundimiento de un transbordador, parecía que las cosas nunca volverían a ser igual. Pero en realidad no mucho ha cambiado en el primer aniversario del desastre del Sewol, que se celebrará el jueves.

Expertos creen que pasarán décadas antes de que pueda verse algún cambio significativo en las actitudes generalizadas que priorizan el progreso y la conveniencia económica a la seguridad. Entre los ciudadanos hay cansancio y frustración al ver cómo el gobierno retoma sus negocio de forma habitual, y por la falta de transparencia a los niveles más altos.

"Estoy cansado de hablar sobre el Sewol porque es obvio que nada ha cambiado por esto", dijo Choi Chul-su, de 36 años y trabajador de una oficina en Seúl. "Se suponía que no todo iba a girar en torno a ayudar a las familias a superar su dolor. Se trataba también de que el gobierno y la sociedad aprendiesen del accidente y ejecutasen esas lecciones. Pero no se ha hecho nada".

El gobierno culpó del mayor desastre marítimo de la historia del país a la sobrecarga, la mala fijación de las mercancías y fallos en el rescate. Pero Corea del Sur está dividida sobre quién es el responsable, y la investigación de un comité especial se detuvo en medio de disputas económicas y de personal.

Las autoridades, mientras, han propuesto medidas con las que esperan evitar accidentes similares, incluyendo sustituir a la guardia costera por una nueva agencia de seguridad y transferir la autoridad para regular el transporte de un organismo financiado por la industria a una agencia pública.

Hay escepticismo sobre si esto será suficiente o si los funcionarios gestionarán mejor futuras crisis. Desde el naufragio, el país continuó viendo accidentes mortales que exponen los permisivos estándares de seguridad y concienciación:

-- Un mes después del hundimiento, un incendio provocado por un enfermo de demencia de 81 años mató a 22 personas en la sala de un hospital que no estaba equipado con extintores.

-- En octubre, 16 persons que asistían a un concierto al aire libre fallecieron cuando la rejilla de ventilación sobre la que estaban se fue abajo.

-- Más de 50 pescadores fallecieron en diciembre en las heladas aguas del mar de Bering, un accidente del que la policía culpó a la tripulación por tener abierta una zona de almacenamiento para guardar más capturas a pesar de las altas olas.

Una encuesta publicada la semana pasada mostró que cerca de nueve de cada 10 surcoreanos creen que la seguridad pública no ha mejorado desde el incidente del año pasado. El sondeo telefónico a 1.000 adultos, realizada por el Centro de Investigación de Corea con sede en Seúl, tenía un margen de error de más menos 3,1 puntos porcentuales.

Motos de gran y pequeña cilindrada suelen circular a toda velocidad por las veredas; y autos bloquean normalmente bocas de incendios. Corea del Sur tiene la tasa más alta de accidentes de tráfico mortales y de fallecimiento de peatones entre los países desarrollados que forman la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, según la autoridad de Seguridad en el Transporte del país.

Quienes trabajan en edificios de grandes dimensiones pueden pasar fácilmente todo un año sin participar en un simulacro de incendio, de acuerdo con funcionarios del Ministerio de Seguridad Pública. No celebrar uno de estos ensayos al menos una vez al año podría suponer una multa de hasta 500.000 wones (456 dólares) para el dueño del inmueble, pero fuentes ministeriales apuntaron que los simulacros suelen ser formalidades en las que participan el responsable de seguridad del edificio y pocos más.

Algunas de las últimas medidas para mejorar la seguridad pública fueron retiradas tras quejas.

Funcionarios de la provincia de Gyeonggi, que rodea Seúl, redujeron el número de autocares de largo recorrido que permitían la presencia de viajeros de pie en el pasillo, pero se retractaron después de recibir quejas de personas que habían perdido su transporte para ir o regresar al trabajo en la capital.

"La seguridad no es solo un tema de tecnología y regulación gubernamental, sino que es también un problema de comportamiento social y moralidad, y eso no es algo que se pueda desarrollar en unos cuantos años", dijo Park Hee-Kyung, ingeniero civil y experto en desastres del Instituto Avanzado de Ciencia y Tecnología de Corea en Daejeon. "Pasarán entre 30 y 50 años, estamos solo en el inicio del cambio".

Entre las iniciativas adoptadas a consecuencia del naufragio del Sewol están la contratación de expertos externos para supervisar a su cuerpo legislador, exigir que todas las cargas se registren electrónicamente y los camioneros proporcionen certificados con el peso de su carga.

Las nuevas leyes previstas para Julio también establecerán castigos más duros para los miembros de la tripulación que no hagan lo suficiente para recatar a pasajeros en problemas, que podrían ampliarse a condenas a cadena perpetua para los capitales. También permitirán a las autoridades retirar licencias a los operadores de carga responsables de grandes accidentes,

La fiscalía arrestó a cerca de 140 personas, incluyendo tripulantes del Sewol y empleados de compañías de ferry por acusaciones de que contribuyeron al incidente y algunos fueron condenados a cadena perpetua. Pero muchas familias afectadas y sus seguidores demanda una investigación más amplia y dicen que ningún alto cargo ha dado explicaciones.

Los padres de algunas víctimas han acampado durante meses en una céntrica plaza de Seúl en señal de protesta, recibiendo críticas de los conservadores que decían que estaban allí ilegalmente, y que querían que el país superase el desastre. En septiembre, algunos contrarios a las protestas disfrutaron de perritos calientes y pizzas frente a familiares que estaban en huelga de jambre.

"Las familias afectadas han perdido el sentido", dijo el activista conservador Park Wan-seok. "El accidente del Sewol fue un accidente de tráfico ocurrido en el mar".