Presidente iraní defiende negociaciones nucleares con países

El presidente iraní Hasan Ruhani minimizó el miércoles la presión del Congreso estadounidense sobre un acuerdo preliminar sobre el programa nuclear de Irán, diciendo que Teherán está negociando con potencias mundiales, no con los legisladores de Estados Unidos.

En un discurso ante miles de iraníes en la ciudad de Rasht, Ruhani dijo que su nación está buscando un acuerdo "digno" con los seis países negociantes (Estados Unidos, Rusia, China, Gran Bretaña, Francia y Alemania).

Las declaraciones del mandatario fueron al parecer en respuesta a lo sucedido el martes en Washington, donde el presidente Barack Obama cedió ante la presión de republicanos y demócratas y aceptó firmar una iniciativa de ley que da al Congreso facultades para rechazar un acuerdo final con Irán. Ahora se espera que el proyecto sea aprobado en ambas cámaras del Congreso, pero se desconoce el impacto que tendrá en las actuales negociaciones nucleares con Irán.

Teherán y las potencias mundiales alcanzaron un acuerdo preliminar a comienzos de este mes. El acuerdo, que debe finalizarse para el 30 de junio, busca acotar el programa nuclear iraní a cambio de aliviar las sanciones económicas impuestas a Irán.

Las disputas entre el gobierno de Obama y el Congreso son "un tema interno", señaló Rouhani.

"Nuestro socio no es el Congreso o el Senado estadounidense, sino un grupo llamado 5+1", en referencia a los seis países participantes, cinco de ellos miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU y Alemania.

Por otra parte, el miércoles varios inspectores nucleares de Naciones Unidas llegaron a Irán para investigar las sospechas de que Teherán trabajó en el desarrollo de armas nucleares, una acusación que la república islámica rechaza.

Los inspectores de la Agencia Internacional de la Energía Atómica, con sede en Viena, llegaron el miércoles a Teherán para abordar "cuestiones sin resolver" en torno a unas instalaciones militares en Marivan, en el oeste del país, según señaló la agencia oficial IRNA citando al portavoz nuclear iraní, Behruz Kamalvandi.

Un informe de AIEA de 2011 indicó que se habían realizado experimentos con explosivos a gran escala en Marivan, cerca de la frontera con Irak.

Las conversaciones con la AIEA son paralelas a las negociaciones nucleares de Irán con varias potencias mundiales para llegar a un acuerdo permanente que limite las actividades nucleares iraníes para el 30 de junio a cambio de que se levanten las sanciones económicas.

Irán insiste en que su programa nuclear sólo tiene fines pacíficos.