Doce activistas, culpables de cortar carretera en Arizona

Doce activistas que impidieron avanzar a dos autobuses que transportaban inmigrantes a un tribunal federal en Tucson fueron declarados culpables de obstruir una carretera y alterar el orden público.

Una jueza de un tribunal de justicia del condado Pima desestimó en marzo cuatro cargos contra los activistas después de un juicio de dos días, y los absolvió de resistirse al arresto.

La jueza Susan Bacal emitió el lunes su decisión sobre los dos cargos restantes y fijó la fecha de sentencia para el 20 de julio.

Los doce figuraban entre 20 activistas que participaron en una protesta a favor de inmigrantes en octubre de 2013. Para impedir el avance de los autobuses, los activistas se tendieron en el suelo frente a las unidades y se encadenaron a los neumáticos.

Otros seis activistas apelaron el año pasado sus veredictos condenatorios por alteración del orden público en propiedad federal y desatender las órdenes de un agente federal.

Uno de los acusados decidió negociar con la fiscalía y otro reprogramó su acuerdo para declararse culpable o inocente.