El Congreso aprueba ley que modifica pagos en el Medicare

Una legislación que reestructura permanentemente la forma en que el Medicare le paga a los doctores fue aprobada el martes por un Congreso inusualmente bipartidista, luego que los legisladores se unieron para acabar con una molestia que los ha perseguido durante años.

En una intensificación de la urgencia del trabajo legislativo, la medida bloqueó un recorte de 21% en las cuotas que este servicio médico gubernamental para ancianos les paga a los doctores, la cual iba a entrar en vigor el miércoles, cuando el gobierno planeaba comenzar a procesar los pagos a los médicos ya con esa reducción incluida.

El proyecto de ley también proporciona miles de millones de dólares adicionales para programas de atención a la salud enfocados en niños y familias de bajos ingresos, incluido dinero adicional para centros de salud comunitarios.

El Senado, que se siguió trabajando hasta la noche, aprobó la medida por 92 sufragios a favor y ocho en contra, menos de tres semanas después de que la Cámara de Representantes la aprobó por 392-37.

Ante el control que tienen los republicanos del Senado, el líder de la mayoría, Mitch McConnell, republicano de Kentucky, ha estado ansioso por mostrar la capacidad de su partido para conducir con eficacia las labores legislativas en el Congreso.

Los conservadores mostraron su inconformidad con que dos tercios del costo de la iniciativa por 214.000 millones de dólares a 10 años fueran financiados incluso con simples aumentos en el déficit federal, mientras que los liberales deseaban un incremento de los recursos para los programas dirigidos a niños y mujeres. Sin embargo, McConnell defendió la medida.

"Es otro recordatorio de que el nuevo Congreso republicano está de regreso para trabajar", dijo McConnell al término de la votación. "Y aunque ningún proyecto de ley jamás será perfecto, esta iniciativa negociada es un compromiso sensato que tuvo amplio apoyo bipartidista".

Los principales demócratas también manifestaron apoyo a la iniciativa.

"Hoy se marca un hito para el programa Medicare, una línea de vida para millones de personas", dijo el senador Ron Wyden, demócrata de Oregon.

El presidente Barack Obama se ha comprometido a promulgar la legislación, que constituye un esfuerzo conjunto de los demócratas y republicanos en un momento en que ambos partidos quizás tenderían más a obstaculizar las iniciativas del otro.

Todos los votos en contra ("no") correspondieron a republicanos, incluidos los de sus miembros más conservadores. Entre lo que votaron en contra figuran los aspirantes a la candidatura presidencial republicana, los senadores Ted Cruz, de Texas, y Marco Rubio, de Florida, en tanto que Rand Paul, de Kentucky, lo hizo a favor.

El principal punto de la iniciativa es que anula una ley de 1997 dirigida a bajar el ritmo del crecimiento del medicare con la subsecuente amenaza reiterada de efectuar amplios recortes a los reembolsos a los médicos, que a su vez han amenazado con suspender la atención a los beneficiarios del programa.

El Congreso ha bloqueado 17 reducciones desde 2003, un ejercicio invita a un intenso cabildeo y difíciles decisiones para encontrar ahorros presupuestarios que ambos partidos detestaron.