Derrame de crudo afecta agua potable de capital de Tabasco

El estado mexicano de Tabasco implementó un plan de emergencia para suministrar agua potable a su capital Villahermosa luego que ladrones de petróleo perforaran un oleoducto y ello contaminara ríos que suministran agua a la ciudad.

El derrame ocurrido la semana pasada obligó a enviar a trabajadores de Petróleos Mexicanos para limitar los daños, y como precaución fueron cerradas cuatro plantas de tratamiento de agua de Villahermosa.

El gobierno de Tabasco, estado del sureste ubicado en la costa del Golfo de México, indicó el martes que suministrará agua temporalmente valiéndose de 13 camiones cisterna. Empleados de Pemex establecieron barreras flotantes de contención y estaban tratando de extraer el crudo de las vías fluviales.

En el pasado, el robo de petróleo por la perforación de oleoductos en México ha ocasionado incendios, explosiones y derrames. Se volvió tan frecuente que Pemex ya no envía combustibles terminados utilizables a través de oleoductos.