Tribeca ofrece programa variado

Cerca de 100 largometrajes, 67 de los cuales son estrenos mundiales, serán presentados en la 14 edición del Festival de Cine de Tribeca que arranca el miércoles.

Las películas, sólo serán una parte del festival, pues Tribeca a provecha la vibrante vida de Nueva York con la alegría urbana que acompaña sus funciones con conciertos, charlas con celebridades, eventos al aire libre, exposiciones interactivas y alfombras rojas.

Este año en especial las atracciones fuera de pantalla abundan en el festival primaveral. A continuación algunos de los puntos destacados de la edición que concluye el 26 de abril.

MÁS ALLÁ DE LAS RISAS

Tribeca comienza el miércoles con el estreno del documental de Bao Nguyen sobre "Saturday Night Live" a través de los años: "Live From New York!", es un arranque muy adecuado para un tema que se extenderá por el festival donde varias películas revisan las instituciones de la comedia y la naturaleza de los comediantes. "Very Semi-Serious" de Leah Wolchok, trata de las caricaturas y los caricaturistas del New Yorker. "Drunk Stoned Brilliant Dead: The Story of the National Lampoon", una película que se estrenó en el Festival de Cine de Sundance, da una mirada a esa revista humorística. Y "Misery Loves Company" de Kevin Pollack presenta entrevistas del cómico con sus colegas de monólogos sobre las misteriosas compulsiones del comediante. La película está dedicada a Robin Williams.

REUNIONES

Los elencos de "GoodFellas" y "Monty Python and the Holy Grail" se reunirán para celebraciones consecutivas en el festival (el 25 aniversario de la película de Scorsese, y el 40 para la comedia británica). La noche después de que los cinco Python sobrevivientes se reúnan para "Holy Grail" (hay otras funciones de Python programadas así como un documental sobre la compañía), una versión restaurada de "GoodFellas" cerrará Tribeca el 25 de abril. No se sabe exactamente quienes asistirán, pero Robert De Niro es seguro porque es el fundador del festival. Un poco de la sabiduría de Python servirá para ambas celebraciones: "Se supone que es una ocasión feliz. No hay que pelearnos por quién mató a quién".

DOCUMENTALES

Los documentales suelen ser la selección más fuerte de Tribeca, y este año no es diferente. Hay filmes sobre la controvertida planta nuclear de Nueva York ("Indian Point"); el uso que hace la policía a las pistolas eléctricas ("Tom Swift and His Electric Rifle"), y la producción del sake ("The Birth of Sake"). Entre las cintas destacadas está "Palio", un documental que revisa la cultura italiana-- con toda su pasión, tradición y corrupción -- al presentar las carreras de caballos sin silla de montar que se realizan desde hace siglos en el corazón de Siena. Otra de las cintas especiales es "In Transit", una revisión al Estados Unidos actual a través de la mirada de varios cineastas encabezados por Albert Maysles, quien murió en marzo. La película se basa en el Empire Builder, un tren que va de Chicago al Pacífico.

DOS GRANDES

Los festivales unen a todo tipo de gente, pero juntar a George Lucas y Stephen Colbert parece un duelo de proporciones intergalácticas. Cuando los dos se reúnan el 17 de abril, habrá una competencia de barbas. Aunque el creador de "Star Wars" ha tenido por años su barba blanca, Colbert ha dejado crecer últimamente su "BarbaColbert" mientras se prepara para su nuevo comienzo en "The Late Show". Otros de los encuentros serán entre los directores Christopher Nolan y Bennett Miller, Brad Bird y Janeane Garofalo, así como Amy Schumer, Courtney Love y Harvey Weinstein.

DIRECTORAS

Un cuarto de las películas de Tribeca fueron dirigidas por mujeres, la mayor cantidad de todas sus ediciones. Esta ha sido una prioridad para el festival, que reconoce a las directoras con el premio Nora Ephron. Una de las películas destacadas es "Song of Lahore" de Sharmeen Obaid-Chinoy (ganadora del Oscar por su corto de 2012 "Saving Face") y Andy Schocken. Se trata de un grupo de músicos pakistaníes que tratan de mantener viva la música tradicional en la densamente poblada capital de la provincia de Punjab, Lahore. La música casi desapareció con la aplicación de la sharia, o ley islámica, a finales de 1970, pero "Song of Lahore" es una historia sobre su regreso impulsado por la versión de los músicos a la pieza de Dave Brubeck "Take Five", una sensación que los lleva hasta el Lincoln Center.

___

Jake Coyle está en Twitter como http://twitter.com/jakecoyleAP