Campeones: Atlético sigue sin perder derbi; Madrid se acerca

La pancarta en el fondo sur del Santiago Bernabéu dio la vuelta al mundo: "Se busca rival digno para derbi decente". El Atlético de Madrid acumulaba 14 años y 25 derbis sin saborear un solo triunfo contra el Real Madrid y la afición merengue hurgaba en la herida.

Desde que Diego Simeone se sentó en el banquillo rojiblanco en 2012, la rivalidad madrileña ha recuperado interés y sobre todo incertidumbre.

El empate 0-0 entre rojiblancos y merengues del martes en la ida de los cuartos de final de la Champions deja el desenlace de la eliminatoria para el Santiago Bernabéu dentro de una semana. Atlético de Madrid sumó su séptimo derbi sin perder desde la derrota en la final de la pasada Liga de Campeones en Lisboa. Simeone quiso restarle importancia.

"No vale", dijo el técnico argentino sobre el invicto. "La vuelta en el Bernabéu va a ser un partido diferente y obviamente va a ser el clásico partido que nos gusta jugar a todos. Un partido con lo más lindo del fútbol: situación de ansiedad, temor, responsabilidad".

El Atlético ha ganado cuatro derbis y ha empatado tres desde Lisboa. El Madrid, una máquina de hacer goles, ha sido incapaz de convertir un solo gol en cuatro de estos partidos en esta temporada.

"Es uno de los equipos mejores del mundo en defensa", admitió el entrenador del Madrid Carlo Ancelotti sobre el Atlético. "Nos cuesta buscar soluciones. Hoy (martes) la hemos tenido, pero (el portero Jan) Oblak ha hecho un gran trabajo".

En 16 derbis con Simeone, el Atlético ha conseguido revertir la pesada herencia de 14 años: seis victorias, seis derrotas y cuatro empates. El punto de inflexión fue la victoria rojiblanca en la final de la Copa del Rey disputada en el Santiago Bernabéu en 2013.

"No valían los 14 años sin ganar y un día se ganó una final en el alargue", recordó Simeone sobre aquella victoria 2-1 con gol de Miranda en la prórroga.

Pero el Real Madrid dio sobrada muestra el martes de que puede acabar con la racha en cualquier momento. Los madridistas sufrieron para ganar su décima Copa de Europa el año pasado. El gol de Sergio Ramos a los 93 minutos mandó el partido al alargue cuando el Atlético casi cantaba victoria. El conjunto de Ancelotti aplastó a su rival en los 30 minutos suplementarios.

El doble enfrentamiento europeo en cuartos de final es una revancha para Simeone. Es apenas la tercera vez en la historia que Atlético y Madrid se miden en Europa. Las dos anteriores se saldaron victoria merengue: la final del año pasado y la semifinal de 1959.

"Nosotros vamos al Bernabéu con idea de hacerlo lo mejor posible", señaló Simeone. "El Madrid lo hace bien, muy bien. Es un equipo muy bueno".

"Tenemos que estar en una intensidad mayor de la que tuvimos", añadió.