Aumenta la violencia en centro de Mali

Grupos armados en Mali realizan ataques en forma creciente y la violencia se acerca a la capital, según un informe de Human Rights Watch difundido el martes.

Una operación militar francesa a principios de 2013 desalojó del poder a los milicianos en el norte de Mali, pero el informe dijo que muchos de esos avances se están revirtiendo.

Aumenta la actividad de los milicianos al sur de sus baluartes norteños y atacan a civiles acusados de colaborar con las fuerzas francesas y de la ONU, según el informe.

El gobierno debe tomar medidas inmediatamente para restaurar el orden, dijo Corinne Dufka, directora para Africa Occidental del grupo defensor de los derechos humanos.

"Mali está plagada de bandidos armados y aumenta la frecuencia de los ataques, dijo Dufka.

La violencia en el centro del país se atribuye a un grupo extremista nuevo conocido como Movimiento de Liberación Macina, que se cree tiene vínculos con los mismos yihadistas que dominaban el norte en 2012-2013.

Hombres armados tratan de reclutar a niños y jóvenes. Los habitantes de la zona sufren presiones de ambas partes, dice el informe. Si denuncian al grupo, corren el riesgo de que los maten por informantes, dijo una autoridad local a HRW.

La misión de paz de la ONU que intenta estabilizar el país ha sufrido al menos 79 ataques desde julio de 2013, con 35 muertos y 130 heridos, dice el informe.

La violencia atribuida a los yihadistas ha alcanzado blancos en el sur. El domingo, al menos dos soldados murieron al explotar un artefacto al paso de su vehículo en la región de Segou.

El mes pasado, un enmascarado abrió fuego en un concurrido restaurante de Bamako, donde mató a cinco personas, incluidos dos extranjeros.