Un alto funcionario de la Policía Nacional de Bolivia que dirigía la unidad anticorrupción de esa fuerza, se declaró el martes inocente en un tribunal federal de dos acusaciones relacionadas con una presunta extorsión a un empresario de su país y pidió que su caso sea llevado a juicio.

Mario Fabricio Ormachea Aliaga se declaró inocente de las acusaciones que le ha formulado el gobierno estadounidense de que le habría pedido al empresario aeronáutico boliviano Humberto Roca que le pagase 30.000 dólares a cambio de quitarle cargos que enfrenta en la nación sudamericana y acusar a otra persona en su lugar.

De pie junto a Ormachea, la abogada defensora Sowmya Bharathi manifestó a la jueza Alicia Otazo que había recibido las acusaciones formales de la fiscalía, que su cliente quería declararse inocente y que solicitaba un juicio por jurado.

"Acepto la declaración de inocencia", expresó Otazo en una breve audiencia judicial matutina. Ormachea, que no habló, vestía camisola y pantalón beige de preso y llevaba sus manos esposadas y sus pies con grilletes, sujetos con cadenas. Utilizó auriculares para escuchar la traducción del inglés al español.

Si es encontrado culpable de las dos acusaciones que enfrenta por viajar en una misión de comercio exterior para cometer extorsión, Ormachea podría enfrentar una condena máxima a 25 años de prisión.

La declaración de inocencia tuvo lugar cuatro días después de que otro magistrado federal, el juez Jonathan Goodman, le negara a Ormachea la libertad bajo fianza por considerar que podría fugarse de Estados Unidos.

Mientras tanto, otra jueza federal que fue designada esta semana para hacerse cargo del caso, la magistrada Robin Rosembaum, fijó como fecha tentativa para el inicio del juicio el 21 de octubre.

Ormachea, de 42 años, permanece detenido en una prisión federal en Miami desde que el FBI lo detuvo tras un encuentro en el que Roca le pagó 5.000 dólares como adelanto del dinero que él reclamaba, según la fiscalía.

El policía boliviano viajó a Miami en un vuelo comercial el 29 de agosto y se reunió con Roca por primera vez en Miami un día después. De acuerdo con una declaración jurada del FBI, Ormachea le dijo al empresario que desecharían los cargos en su contra y que acusarían a otra persona si pagaba el dinero en efectivo.

Pero la abogada alega que su cliente viajó a la Florida para recoger a su padre, de casi 90 años, que tiene familiares aquí. Bharathi ha expresado que Ormachea, no realizó el viaje como funcionario policial sino por motivos personales y que se encontró con Roca para ofrecerle asesoramiento en carácter de abogado.

El gobierno de Bolivia asegura que Ormachea fue removido de su cargo el 28 de agosto, un día antes de su viaje a la Florida, y era investigado. Lo calificó como un desertor y dijo que su viaje no fue avalado por las autoridades.

Antes de ser detenido el 31 de agosto en Miami, Ormachea se desempeñaba como director interino de la Unidad de Lucha Anticorrupción de la Policía. Previamente trabajó también en una fuerza especial de lucha contra el narcotráfico, y sus camaradas aseguran que conocía los casos de corrupción más importantes en Bolivia.

Roca, quien busca obtener asilo político en Estados Unidos, salió de Bolivia para eludir acusaciones de que proporcionó boletos de avión a quienes las autoridades de la nación andina califican de mercenarios extranjeros en contra del gobierno.

___

Editores: El periodista de la AP Carlos Valdez contribuyó con esta información desde La Paz, Bolivia.

___

Gisela Salomón está en Twitter como https://twitter.com/giselasalomon