Venezuela: gobierno fija mecanismos para exportar cacao

El gobierno fijó mecanismos para la exportación de cacao venezolano, uno de los más cotizados en los mercados internacionales, pero persisten las dudas de que se pueda resolver la situación del sector que teme perder parte de su producción por el retraso en la entrega de permisos de venta al exterior.

Luego de varios meses de demora en las exportaciones de unas 5.000 toneladas de cacao en grano, lo que había generado el reclamo de algunos clientes de Japón y Europa, el ministro venezolano de Agricultura José Luis Berroterán anunció que fueron establecidos mecanismos para la exportación del producto.

Berroterán dijo, tras un encuentro con miembros del sector, que se adquirió 70% del cacao y se acordó con los exportadores y el sector industrial la compra de toda la producción a los agricultores, señaló la estatal Agencia Venezolana de Noticias.

Pero el presidente de la Cámara Venezolana de Cacao, Alejandro Prosperi, manifestó sus dudas acerca de que el sistema acordado por el gobierno pueda solventar los retrasos en los envíos del producto al exterior debido a que el gremio y los mayores exportadores y proveedores de Japón y algunos países europeos, como Global Trade C&C, Agropecuaria Carenero y Cacao San José, no fueron invitados al encuentro con el ministro.

Prosperi lamentó las acciones del gobierno y dijo a The Associated Press que en el Ministerio de Agricultura "hay un grupo de personas que quieren enroscar el negocio del cacao y quieren que unos pocos lo manejen y... sacar a otros".

El gobierno venezolano mantiene desde hace varios años una serie de exigencias para la exportación de productos locales.

Las autoridades no han precisado por qué se ha demorado cinco meses la entrega de los permisos de exportación del cacao, lo que ha generado el incumplimiento de los envíos a numerosas empresas internacionales y golpeado la reputación de Venezuela como proveedor confiable del rubro, reconoció Prosperi.

El retraso generó la queja de clientes de Japón y Suiza y existe el riesgo de que algunas empresas europeas puedan emprender acciones legales contra sus proveedores venezolanos por los atrasos en los envíos, señaló un comunicado de la Cámara Venezolana de Cacao.

El incumplimiento de los envíos afectó a todos los eslabones de la cadena de producción donde laboran unas 100.000 personas, entre ellas cientos de agricultores de la semilla a quienes los exportadores no les han comprado el grano debido a que temen perderlo por la demora en la entrega de permisos.

Prosperi indicó que de no venderse en el exterior las más de 5.000 toneladas de cacao, el sector dejaría de percibir este año alrededor de 20 millones de dólares.

-------

Siga a Fabiola Sánchez en Twitter: https://twitter.com/fisanchezn