Putin hace recorrido en submarino

La actividad mediática más reciente del presidente ruso Vladimir Putin fue modesta para sus estándares: un recorrido de media hora por el fondo del Golfo de Finlandia para ver un naufragio.

Pero ni siquiera se encontró un tesoro.

El lunes Putin descendió 60 metros (200 pies) en una pequeña embarcación sumergible para ver los restos de la fragata Oleg, que se hundió en 1869, según informes de prensa rusos.

Los restos, que arqueólogos marinos estudian, están frente a la isla de Gogland, 180 kilómetros (110 millas) al oeste de San Petersburgo.

Otras muestras de audacia de Putin han incluido un viaje al fondo del lago Baikal, el lago más profundo del mundo, y una inmersión de buceo en la que se sacó a la superficie fragmentos de cerámica que su portavoz admitió más adelante que fueron colocados a propósito.