La sonda Philae debilita la teoría del magnetismo en espacio

Fuera lo que fuera lo que causara que pequeñas rocas espaciales se aglutinaran hace miles de millones de años, es improbable que el magnetismo sea el motivo.

Las mediciones realizadas por el sensor ROMAP a bordo de la sonda europea Philae, que aterrizó en noviembre en el cometa 67P, muestra que su núcleo no está magnetizado, señalaron los científicos.

Algunos astrofísicos han sugerido que el magnetismo podría ser responsable de alinear y después aglutinar rocas para formar cuerpos más grandes durante las primeras fases de la formación de un planeta.

Pero en un estudio publicado el martes en internet por la revista Science, indicaron los científicos liderados por Hans-Ulrich Auster en la Universidad Técnica de Braunschweig, Alemania, indicando que sus datos no respaldan esta teoría.

Allan H. Treiman, científico jefe del Instituto Planetario y Lunar en Houston, Texas, que no participó en el estudio, indicó que los resultados apuntan de forma creíble a que ese fenómeno se debiera a otras fuerzas.