Chavistas conmemoran aniversario del golpe de 2002

Seguidores del oficialismo, entre ellos unos 21.000 milicianos, se concentraron el lunes en el Paseo de los Próceres en Caracas para conmemorar el decimotercer aniversario del retorno al poder del fallecido presidente Hugo Chávez después de un fugaz golpe de Estado en su contra.

Con el regreso de Chávez al poder "nos ganamos el derecho a ser, a existir, a andar en el futuro, a hacer revolución", afirmó el presidente Nicolás Maduro ante los miembros de la "Milicia Nacional Bolivariana", un cuerpo cuyo día nacional se celebra en la jornada.

"Hoy es el decimotercer aniversario de aquella insurrección cívico-militar de abril de 2002 que barrió del mapa a los golpistas de la oligarquía y el imperialismo", comentó Maduro

El intento de sacar a Chávez del poder se desencadenó el 11 de abril de ese año luego de protestas callejeras en la capital en las que murieron 19 personas y varios centenares resultaron heridas. El gobernante fue capturado por militares sublevados, pero fuerzas leales lo reinstalaron en el poder dos días después.

Maduro encabezó el acto conmemorativo --el cual se llevó a cabo junto a la mayor instalación militar de Venezuela, ubicada en esta amplia avenida-- dos horas más tarde de regresar al país procedente de Cuba, donde hizo una escala el domingo tras su partida de la capital panameña, en la que participó en la Cumbre de las Américas.

Sobre su visita a La Habana, el mandatario comentó que "fuimos a ver al comandante Fidel Castro Ruz", con quien habló el domingo durante cuatro horas.

"Sentí la necesidad de ir a decirle: 'Fidel, esta victoria te pertenece... está victoria de dignidad, de soberanía, de unión latinoamericana y caribeña''', expresó el gobernante en alusión a la presencia de Cuba por primera vez en una Cumbre de las Américas, una añeja exigencia de la región, y al hecho de que en Panamá se alzaron numerosas voces contra el decreto de Washington que declaró a Venezuela una amenaza para la seguridad estadounidense.

Esa fue una "victoria de quienes han resistido año tras año, de los que no entregaron los principios, de los que mantuvieron en alto las banderas de la independencia y la dignidad", insistió.

Al final de la cita continental de Panamá también se dio un encuentro de varios minutos entre el mandatario estadounidense Barack Obama y Maduro, luego de que en las últimas semanas se avivara la tensión entre las dos naciones.

El presidente venezolano dijo el lunes que espera que, tras quedar en evidencia en Panamá que era "una desproporción vergonzante" declarar a Venezuela una amenaza extraordinaria para la seguridad nacional estadounidense, Obama reflexione y revoque el decreto, que además incluye el congelamiento de los bienes de siete funcionarios venezolanos señalados por supuestas violaciones a los derechos humanos y corrupción.

A pesar de las tensiones diplomáticas y de carecer de embajadores mutuos desde 2010, ambos países mantienen un intenso intercambio comercial.