Ultraderechista Jean-Marie Le Pen no competirá en elección

El símbolo de la ultraderecha francesa Jean-Marie Le Pen anunció el lunes que no se presentará a ningún cargo en las próximas elecciones regionales, cediendo en la disputa de alto perfil que mantiene con su hija por el fututo del partido Frente Nacional.

El anuncio se presenta luego de la negativa de Marine, hija de Le Pen, a respaldarlo como candidato en una región clave del sur de Francia tras el enfrentamiento que sostuvieron la semana por expresiones antisemitas y racistas que pronunció en dos entrevistas el fundador del partido, de 86 años.

Marine Le Pen ha llevado al partido anti inmigración a éxitos electorales en los últimos años, y busca limpiar la imagen de racista que pesa sobre la formación.

Jean-Marie Le Pen dijo en un comunicado publicado en su cuenta de Twitter que la indignación que causaron sus declaraciones al interior del partido "ponen a nuestro movimiento en riesgo de debilitarse".

"No seré cómplice en esta maniobra", dijo para justificar su decisión de retirar su candidatura.

Le Pen había adelantado su decisión en una entrevista que publicó el lunes el semanario Le Figaro.

El político dijo que desea que su nieta, Marion Marechal-Le Pen, una de tres legisladores del partido, cercana a él, y una estrella ascendente de la organización, sea candidata en su lugar.

Un alto funcionario del partido, Florian Philippot, dijo a la televisora i-Tele el lunes que Le Pen habló de su decisión con el liderazgo del partido.

Al abandonar la contienda Le Pen evita un hecho bochornoso para él y para el partido, su posible exclusión como candidato el viernes, cuando la cúpula del Frente Nacional se reúna para designar a su representante en la elección de diciembre.

Sin embargo, no todo es sencillo para él ya que su hija decidió someter a su padre a un procedimiento disciplinario por repetir que las cámaras de gas usadas por los Nazis fueron "un detalle" en la historia de las Segunda Guerra Mundial, declaración que le acarreó una condena, además de expresar su apoyo a Philippe Petain, quien encabezó el gobierno colaboracionista durante la guerra.