China limita algunos viajes a Hong Kong para aliviar tensión

Las autoridades chinas impusieron el lunes algunas restricciones a viajes a Hong Kong para aliviar la tensión por la creciente afluencia que tienen los compradores continentales y que molesta a los residentes en el centro financiero asiático.

La oficina de seguridad pública de la vecina Shenzhen dejará de emitir pases de visita múltiple para quienes viven en la ciudad fronteriza y en su lugar concederá pases a utilizar una vez por semana, según la agencia oficial de noticias Xinhua.

La medida busca frenar la tensión latente por el aumento del número de compradores de la china continental que cruzan la frontera y a quienes acusan de comprar compulsivamente smartphones, cosméticos, medicinas y productos de lujo distorsionando la economía local.

Los chinos están especialmente atraídos por la harina para biberones de bebé de Hong Kong luego de que las repetidas advertencias de seguridad alimentaria a las marcas nacionales y por la reputación que tiene la ciudad de productos auténticos.

Activistas de Hong Kong celebraron varias protestas a principios de año que se transformaron en caeos cuando los manifestantes se enfrentaron a los turistas.

El gobierno central de Beijing ha ajustado su política de viajes porque, "junto al incesante aumento de residentes continental que viajan a Hong Kong y la creciente presión sobre los puestos migratorios continentales y de Hong Kong, hay una creciente contradicción entre el número de visitantes a Hong Kong y la capacidad turística de Hong Kong", dijo la información de Xinhua.

Muchos compradores transfronterizos suelen trabajar para redes clandestinas que organizan la reventa de esos productos de vuelta en China para lucrarse con ello, en lo que se conoce como el mercado paralelo. El máximo responsible de Hong Kong, el jefe ejecutivo Leung Chun-ying, dijo que la política está "dirigida contra los contrabandistas profesionales" y añadió que las autoridades introducirán más medidas contra ese tipo de comerciantes radicados en Hong Kong.

Leung dijo que 4,6 millones de chinos visitaron Hong Kong más de una vez a la semana el año pasado. Esto es una décima parte de los 47,3 millones de residentes en el continente que visitaron el enclave en 2014, un 16% más que el año anterior. Se estima que a ellos corresponde un tercio de las ventas minoristas de Hong Kong.