IndyCar: Hinchcliffe gana bajo la lluvia en Luisiana

James Hinchcliffe se enfiló a lo que podría ser el triunfo más sencillo de su trayectoria en la IndyCar el domingo, en la primera edición del Indy Grand Prix de Luisiana.

El canadiense puede agradecer su victoria a una pista mojada y a una afortunada estrategia de pits.

El colombiano Juan Pablo Montoya, quien ganó la primera carrera de la temporada hace dos semanas en St. Petersburg, comenzó desde la pole luego de que la clasificación se suspendiera el sábado a causa de la lluvia. Mantuvo la delantera durante las primeras 13 vueltas en bandera verde, antes de entrar a los fosos para cambiar a neumáticos de lluvia.

Terminó en la quinta posición luego de ingresar a fosos en tan solo dos ocasiones.

Hinchcliffe, quien corre para Schmidt Peterson Motorsports, solo ingresó a pits en la 13ra vuelta y pasó gran parte de la jornada al frente del grupo sobre la pista del NOLA Motorsports Park bajo bandera amarilla encadenada.

Debido a varios accidentes en el tráfico a sus espaldas, 25 de las 47 vueltas se realizaron bajo bandera amarilla. La carrera estaba programada a 75 vueltas, pero terminó -- ¿de qué otra forma?-- bajo bandera amarilla por límite de tiempo.

La última ocasión que los pilotos tuvieron oportunidad de competir con bandera verde se vio recortada por un aparatoso accidente de tres autos en donde se involucraron Simon Pagenaud, Ryan Hunter-Reay y Sebastien Bourdas a comienzos de la primera vuelta de reanudación y a menos de 10 minutos del final.

Los colombianos Carlos Muñoz, Gabby Chaves y Carlos Huertas terminaron en la 12ma, 15ta y 16ta posición, respectivamente.