Los Angeles indemniza a ex reo acusado indebidamente

La ciudad de Los Angeles aceptó pagar ocho millones de dólares a un hombre que pasó 17 años preso por un homicidio que no cometió.

Las autoridades llegaron a un arreglo extrajudicial el mes pasado con Obie Anthony, que había demandado a los detectives de la policía de Los Angeles y la ciudad porque estuvo encarcelado injustamente, según reportó el domingo el periódico Los Angeles Times (http://lat.ms/1alqFA5 ).

Anthony, de 40 años, y un amigo fueron declarados culpables y sentenciados a cadena perpetua por la muerte en 1994 de Felipe Gonzales Angeles al parecer durante un intento de robo afuera de un burdel en el sur de Los Angeles.

Anthony aseguró que no tuvo nada que ver con el asesinato a tiros, pero fue declarado culpable con base al relato de un testigo.

Los abogados mostraron después que el testigo principal fue un proxeneta que había mentido y los fiscales nunca revelaron un acuerdo en el que le ofrecieron una sentencia más leve a cambio de su testimonio.

Las declaraciones de culpabilidad fueron anuladas a Anthony y Reggie Cole y un juez determinó después que Anthony era inocente.

Los dos supuestos detectives ocultaron el hallazgo de balas y casquillos en la azotea del burdel y no los enviaron a análisis para ver si coincidían con las balas encontradas en el lugar del crimen.

Las balas y los casquillos fueron entregados a un reportero de Los Angeles Times que escribía un libro sobre los detectives.

En las pruebas de balística que encargaron los abogados de Anthony se determinó que los proyectiles fueron disparados con la misma arma que se utilizó para matar a Angeles, aunque un experto en la ciudad dijo el año pasado que no había suficiente evidencia que mostrara la concordancia.

"La falta de ética de la policía propició un error judicial y Obie pasó 17 años en prisión por un homicidio que evidentemente no cometió", dijo el abogado David McLane, que representó a Anthony en el caso civil.

La ciudad afirmó que no hubo irregularidad y que los detectives no hicieron nada impropio.

Anthony todavía tiene una demanda contra los fiscales de Los Angeles y exige una indemnización por el tiempo que estuvo tras las rejas.

"El dinero jamás compensará el encierro", declaró Anthony.

Cole tiene demandas similares pendientes.

___

Información de Los Angeles Times, http://www.latimes.com/

___

Information from: Los Angeles Times, http://www.latimes.com/