Ciudad de Nebraska batalla con ordenanza inmigratoria

Una ordenanza de un gobierno municipal de Nebraska que prohíbe alquilar viviendas a inmigrantes que vivan sin autorización en Estados Unidos ha tenido poco efecto real, porque las autoridades de Nebraska no han podido determinar el estatus inmigratorio de los solicitantes.

El diario Omaha World-Herald reporta (http://bit.ly/1D9v2Zw ) que el gobierno federal se ha negado a ofrecer información sobre el estatus inmigratorio de los individuos porque Fremont no recopila suficiente información.

Como resultado, las autoridades de Fremont no han revocado ningún permiso de alquiler desde que la ciudad, de unos 26.000 habitantes, comenzó a hacer cumplir la ordenanza el año pasado. Los electores aprobaron la ordenanza en 2010 pero su cumplimiento se demoró debido a varias demandas.

La norma exige que los vecinos de Fremont paguen 5 dólares y juren que tienen autorización para vivir en Estados Unidos. Los caseros tienen prohibido alquilar a cualquier persona sin un permiso.

___

Información del diario Omaha World-Herald, http://www.omaha.com