Cueto vuelve y refuerza esperanzas de Rojos

Dusty Baker cruzó los dedos para pedir que Johnny Cueto estuviera bien en su regreso tras una larga estadía en la lista de los lesionados. Después del quinto inning, el piloto pudo respirar tranquilo, pues el as dominicano había concluido una destacada actuación.

Cueto lanzó durante cinco entradas sin admitir carrera, y los Rojos de Cincinnati ampliaron su ventaja en la lucha por el segundo boleto de comodín a los playoffs en la Liga Nacional, al doblegar el lunes 6-1 a los Astros de Houston.

Zack Cozart conectó un jonrón y produjo cuatro carreras para que Cincinnati ganara este duelo interligas.

En su primera actuación desde el 28 de junio, cuando sufrió un tirón muscular debajo de su hombro derecho, Cueto (5-2) toleró cinco imparables y ponchó a cinco rivales para llevarse el triunfo. Obsequió un boleto.

"Estuvo muy afinado", opinó Baker. "Tuvo una gran velocidad. Esperemos que siga haciéndolo bien, que mejore y que pueda trabajar durante más entradas".

Cozart proporcionó el arranque de la ofensiva de los Rojos mediante un bambinazo de dos carreras por todo el jardín izquierdo, en el segundo acto. Agregó un sencillo productor de dos carreras en el cuarto.

El regreso de Cueto, quien ha abierto el primer juego de los Rojos en las últimas dos campañas, reforzaría las esperanzas de los Rojos, de meterse a la postemporada.

Realizó 82 lanzamientos y no permitió que más de un enemigo se embasara en ninguno de los episodios, salvo en el quinto, cuando el boricua Carlos Corporán y L.J. Hoes pegaron sencillos seguidos, con un out.

"No tengo palabras para describir esto. Para mí es increíble que haya pasado tanto tiempo sin que yo lanzara", dijo Cueto. "Hoy llegué y me sentí muy bien".

Brandon Barnes pegó un roletazo que permitió retirar a Hoes en la intermedia, antes de que Cueto diera un boleto al dominicano Jonathan Villar. Pero el dominicano salió del apuro mediante un ponche al venezolano José Altuve.

Cincinnati se colocó cinco juegos arriba de Washington en la lucha por el segundo wild card. Los Nacionales no jugaron en la jornada su partido contra los Bravos de Atlanta, debido al tiroteo en los Astilleros Navales de Washington, cerca de su parque.

El encuentro se reprogramó como parte de una doble cartelera para el martes.

También el lunes, un lanzador de los Padres estuvo a punto de lograr el primer juego sin hit en los 45 años de historia de esta franquicia. Pero el venezolano José Tábata se atravesó en el camino.

Andrew Cashner lanzó juego perfecto hasta la séptima entrada y enfrentó al mínimo de 27 bateadores al lanzar pelota de un hit, para llevar a San Diego a una victoria por 2-0 ante los Piratas de Pittsburgh.

Cashner (10-8) retiró a los primeros 18 bateadores que enfrentó hasta que Tábata le bateó un sencillo por el bosque derecho al abrir la séptima entrada.

Pero la amenaza de los Piratas quedó en nada cuando Andrew McCutchen bateó para una doble matanza que puso fin al inning. El derecho dominó para conseguir su primer juego completo en 31 aperturas en las mayores.

Cashner ponchó a siete y no concedió boletos.

"Me habían roto antes un juego sin hit, y creo que he aprendido a seguir con mi plan y a continuar lanzando", dijo Cashner.

Los Padres, que juegan en las mayores desde 1969, son la única franquicia que jamás ha conseguido un encuentro sin hit.

Los Piratas perdieron por segunda vez en ocho juegos, luego de comenzar el día empatados con San Luis en la punta de la División Central. Para su fortuna, los Rockies de Colorado vencieron más tarde por 4-2 a los Cardenales, con lo que persistió el empate en el primer puesto.

En otros juegos de la Liga Nacional, los Filis de Filadelfia aplastaron 12-2 a los Marlins de Miami con victoria de Cliff Lee (14-6), quien además remolcó cuatro carreras, y los Cerveceros de Milwaukee doblegaron 4-2 a los Cachorros de Chicago, con triunfo del dominicano Wily Peralta (10-15).

Asimismo, los Diamondbacks de Arizona superaron 2-1 a los Dodgers de Los Ángeles.

En la Liga Americana, los Rays de Tampa Bay se apoderaron del primer puesto en la puja por el comodín para la postemporada, al doblegar 6-2 a los Rangers de Texas. En otra serie crucial, los Reales de Kansas City derrotaron 7-1 a los Indios de Cleveland, para seguir a medio juego de Texas, también en la lucha por el wild card.

Además, los Tigres de Detroit vencieron 4-2 a los Marineros de Seattle, para acercarse a su tercer cetro consecutivo de la División Central; los Angelinos de Los Ángeles arrollaron 12-1 a los Atléticos de Oakland, y los Medias Blancas de Chicago apabullaron por esa misma pizarra a los Mellizos de Minnesota.