Brasil se apresta para día nacional de protestas

Brasil se aprestaba a vivir una jornada nacional de protestas el domingo, con manifestaciones convocadas en cientos de poblaciones grandes y pequeñas por grupos que piden la impugnación de la presidenta Dilma Rousseff.

Hace poco menos de un mes, unas 200.000 personas salieron a las calles solamente en Sao Paulo, en las manifestaciones más grandes desde las de 1984 que exigían el fin de la dictadura militar.

Según algunos observadores, la magnitud de las manifestaciones podría determinar el futuro de la campaña para impugnar a Rousseff, cuyo Partido de los Trabajadores se ha visto involucrado en un escándalo de corrupción en la petrolera estatal Petrobras.

Los observadores sostienen que si los grupos que han organizado las manifestaciones a través de las redes sociales no reúnen a tanta gente como el mes pasado, el movimiento perdería fuerza.