Líderes de NRA advierten sobre intentos de control de armas

Los líderes de la National Rifle Association mencionaron el sábado que la nueva mayoría republicana en el Senado es evidencia de la influencia política del grupo, pero advirtieron que durante los últimos años de la presidencia de Barack Obama seguirán los esfuerzos por controlar la portación de armas.

Wayne LaPierre, vicepresidente ejecutivo y director general de esta organización que defiende los derechos de compra y tenencia de armas, pidió al Congreso en su discurso que apruebe una ley que permita a todo aquel que tenga licencia de portación de armas andar armado en cualquier parte del país, bajo el argumento de que nadie "debería ser obligado a enfrentar al mal a mano limpia".

El lema de la convención anual de la NRA es: "Si pueden prohibir una, las pueden prohibir todas". Los organizadores esperan que más de 70 mil visitantes acudan a la convención a lo largo del fin de semana en el centro de Nashville.

LaPierre y Chris Cox, jefe del grupo negociador de la NRA, esbozaron un panorama sombrío del estado del país y el peligro a los derechos de tener armas que representan los últimos 650 días del mandato de Obama.

"No se puede saber qué tan lejos irá el presidente Obama para desmantelar nuestras libertades y transformar a Estados Unidos en un Estados Unidos que ustedes y yo ni siquiera reconoceríamos", comentó LaPierre. "Y cuando haya terminado pretende irse con una coronación de Hillary Rodham Clinton".

Se espera que Clinton anuncie el domingo su candidatura a la nominación demócrata a la presidencia.

Cox comentó que ella hará parecer a Obama "como un amateur" en lo referente al control de armas.

"Piénsenlo: Hillary Clinton como presidenta de Estados Unidos hasta 2025", dijo Cox. "¿Ya se asustaron?"

Mientras tanto, algunos cientos de manifestantes opuestos a la NRA se reunieron en un parque ubicado junto al cercano río Cumberland. Shannon Watts, fundadora de Moms Demand Action for Gun Sense in America (Madres Exigen Acción para que haya Sentido Común en el Uso de Armas en Estados Unidos), criticó lo que definió como "la retórica para infundir temor" utilizada por LaPierre.

Según Watts, la meta de la NRA es "armas para todos, en cualquier lugar y en cualquier momento, sin hacer preguntas".

En la convención, el presidente del grupo, Jim Portr, criticó a la prensa y los políticos en torno a los derechos sobre armas, algo que suele repetirse en los discursos de la convención.

"Se creen mejores y más inteligentes que nosotros, como si fueran más sofisticados y evolucionados intelectualmente que nosotros", comentó Porter.

"En lo referente a esos elitistas, que ven hacia abajo de sus narices y nos dicen cómo vivir nuestras vidas, es hora de que reciban el mensaje fuerte y claro", dijo Porter. "Ustedes, los elitistas, vivan como quieran, pero en lo que respecta a nosotros, no se metan con nuestra libertad y déjenos en paz".

La NRA albergó el viernes una serie de discursos por parte de potenciales candidatos republicanos a la presidencia, incluidos el ex gobernador Jeb Bush y el senador Marco Rubio, ambos de Florida; los gobernadores Scott Walker, de Wisconsin, y Bobby Jindal, de Luisiana; el senador Ted Cruz y el ex gobernador Rick Perry, de Texas; Mike Huckabee, ex gobernador de Arkansas; la senadora Lindsey Graham, de Carolina del Sur; y el neurocirujano Ben Carson.