Protestan en Colorado por fin de licenciatura México-EEUU

Más de 50 asistentes a un foro exigieron respuestas luego de que se suspendiera una licenciatura en estudios entre México y Estados Unidos.

Los latinos en el grupo el viernes criticaron la suspensión como un insulto a su cultura.

Donna Bottenberg, decana del Colegio de Humanidades y Ciencias Sociales, iba a conducir el foro, junto con la presidenta del Departamento de Estudios Hispanos, Joy Landeira, y el decano del University College, Tom Smith. Únicamente Landeira, Smith y un moderador conversaron sobre los temas presentados por los estudiantes, facultativos y demás miembros del público.

Bottenberg dijo que la decisión también involucró a otras personas y se basó en hechos sobre el programa.

"La próxima vez, me comunicaré por escrito", dijo la decana.

El foro concertado a enorme velocidad se realizó luego de una campaña de estudiantes y profesores hispanos tras la decisión de la universidad de suspender la licenciatura el mes pasado debido a su bajo número de inscripciones.

Sólo dos estudiantes realizan este año su licenciatura en estudios entre México y Estados Unidos, y apenas 11 se matricularon durante el año académico 2010-11.

Landeria dijo que ella y las profesoras Priscilla Falcon y Genevieve Canales se sintieron agredidas durante una reunión con Bottenberg, donde se les informó de la decisión de suspender la carrera.

"Están cultivando relaciones, y eso es excelente. Pero, ¿qué tal si cultivan una relación con la principal minoría en Estados Unidos?" se preguntó Canales el viernes.

Smith intentó asegurar a los asistentes que la suspensión no es una señal de que a la larga la carrera será eliminada.

Si la suspensión se mantiene vigente, Landeira y sus colegas tendrán hasta el 15 de septiembre para conformar un plan diseñado en atender los principales obstáculos que enfrenta la carrera, incluido el de que las fuentes de trabajo para la misma son limitadas. Tres de los cinco empleos potenciales publicitados son de puestos en recursos humanos, y los otros dos son como planificador de eventos y traductor.

Landeira comentó que el trabajo escolar podría continuar sin la suspensión de la licenciatura. También recalcó que la suspensión es un posible retroceso al programa.

"Creo que está claro que hay en el campus personas que sienten que fueron insultadas y les faltaron al respeto", comentó Smith. "Debemos solucionar eso a través del diálogo".