Pakistán: Excarcelan a implicado en ataques en Mumbai

El supuesto autor intelectual de los cruentos ataques ocurridos en 2008 en Mumbai quedó el viernes en libertad bajo fianza en Pakistán. Es probable que la medida tense aún más las relaciones con India, que ha acusado a Islamabad de permisividad ante las acciones terroristas islámicas.

La libertad que concedió un tribunal paquistaní a Zaki-ur-Rehman Lajvi, que estaba preso desde su arresto en 2009, suscitó expresiones de preocupación tanto en India como en Estados Unidos.

El abogado defensor Rizwan Abbasi se refirió a la decisión como "un triunfo del derecho y la justicia".

El acusado es descrito como el jefe de operaciones de Lashkar-e-Taiba, el grupo al que se atribuye la oleada de ataques con bombas y disparos que mataron a 166 personas en el centro de Mumbai, en India.

Lajvi es una de las siete personas enjuiciadas en la prisión de Adiala en Rawalpindi en relación con los ataques. Abbasi dijo que prosigue el juicio, con una lista de más de 150 testigos, y que Lajvi asistirá a la próxima audiencia prevista para el miércoles.

El pasaporte paquistaní de Lajvi fue entregado previamente a las autoridades judiciales.

El tribunal había concedido en diciembre por primera vez la libertad bajo fianza de Lajvi y dispuso que fuera puesto en libertad el 13 de marzo, después de que Abbasi presentara una queja de que su cliente estaba retenido ilegalmente.

Sin embargo, Lajvi continuó encarcelado ante el aumento de las exigencias a Pakistán de que combatiera de forma más activa a los extremistas. El jueves, un tribunal dispuso de nuevo la excarcelación del acusado.

Lashkar-e-Taiba es un grupo extremista islámico fundado por Hafiz Muhammad Said, quien ahora encabeza una organización caritativa conocida como Jamaat-ud-Dawa, o JuD, que rechaza tener vínculos con el grupo armado.

No fue posible establecer comunicación con Lajvi para que hiciera declaraciones sobre su liberación. Un representante de Jamaat-ud-Dawa rechazó el viernes una petición para una entrevista con el acusado.

Pakistán considera desde hace mucho tiempo como aliados a grupos armados como Lashkar-e-Taiba, en sus décadas de lucha con India por el control de la disputada región de Cachemira.

El grupo está formalmente proscrito en Pakistán, pero persiste la creencia generalizada de que lo protege el poderoso servicio de inteligencia del país.

Al expresar la "fuerte preocupación" de su gobierno por la excarcelación de Lajvi, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Syed Akbaruddin dijo: "Esto ha reforzado la percepción de que Pakistán observa una doble política hacia el terrorismo".

En Washington, el portavoz del Departamento de Estado, Jeff Rathke, señaló que Estados Unidos estaba "profundamente preocupado" por la libertad de Lajvi y manifestó su inquietud a las autoridades paquistaníes.

___

Contribuyeron a este despacho los periodistas de The Associated Press Ashok Sharma, en Nueva Delhi, y Bradley Klapper, en Washington.