Casa Blanca: acuerdo pide retiro gradual de sanciones a Irán

La Casa Blanca respondió el viernes a declaraciones de los líderes de Irán de que cualquier acuerdo nuclear debe incluir una suspensión inmediata de las sanciones a ese país, e indicó que el presidente Barack Obama se retirará del diálogo a menos que dichas represalias sean levantadas gradualmente.

Ben Rhodes, asesor de política exterior de Obama, consideró que la posición dura del líder supremo de Irán, ayatolá Alí Jamenei, y del presidente Hasán Ruhani reflejan las presiones internas del sector ortodoxo de Irán, y dijo que los comentarios no significan que un acuerdo final sea inalcanzable.

Pero Rhodes apuntó que el acuerdo preliminar logrado por Irán y las seis potencias la semana pasada para reducir las actividades nucleares de Teherán ordena que las sanciones sean eliminadas gradualmente, no de una vez.

"Está bien claro y comprendido que el alivio de las sanciones será por fases", le dijo Rhodes a reporteros que viajaron con Obama a Panamá para la Cumbre de las Américas. "Lo cierto es que tenemos un acuerdo preliminar. El presidente ha dicho que si los detalles no son confirmados, no tendremos un acuerdo".

En su primer comentario sobre el acuerdo preliminar, Jamanei dijo en una reunión de poetas religiosos el jueves que él "no está ni a favor ni en contra" de éste. Pero añadió que las "sanciones deben ser levantadas completamente, el mismo día del acuerdo".

E indicó que, como el trato es preliminar y no final, "aún no se ha hecho nada".

Ruhani, un moderado relativamente, envió el mismo mensaje durante una ceremonia efectuada el jueves con motivo del día de la tecnología nuclear de Irán, con el que se celebran los logros atómicos del país.

"No firmaremos ningún acuerdo a menos que todas las sanciones económicas sean absolutamente levantadas el primer día de la implementación del trato", declaró Ruhani.

Rhodes dijo que Jamenei y Ruhani han tenido que enfrentar políticas internas, pero que sus declaraciones no deben ser consideradas una prueba de lo que parecería el acuerdo definitivo. El plazo para concretar el acuerdo final es el 30 de junio.

Los iraníes "tienen sus propios radicales internos que son escépticos de este tratado", indicó Rhodes. "Las declaraciones de un líder iraní no son la prueba de que ese acuerdo pueda celebrarse o no. La prueba será si concertamos un documento a finales de junio".

Sin embargo, el senador John McCain, presidente de la Comisión de Servicios Armados del Senado, dijo el jueves en un comunicado que las declaraciones de Jamenei "parecerían un revés considerable" y señaló que dejan entrever que Irán y el gobierno de Obama "tienen grandes discrepancias".

"El gobierno necesita explicar cabalmente estas diferencias si es que nosotros vamos a considerar en serio este acuerdo", agregó.

El secretario de prensa de la Casa Blanca, Josh Earnest, respondió el viernes a MacCain en un mensaje por Twitter: "Ingenuo e imprudente que el @SenJohnMcCain crea el discurso del líder político supremo al pie de la letra. No debería hacerlo".