El Salvador: asesinan a miembro del batallón presidencial

Supuestos pandilleros mataron a balazos a uno de los miembros del batallón militar que custodia al mandatario Salvador Sánchez Cerén y a los altos funcionarios de la casa presidencial.

La Fiscalía General de la República identificó a la víctima como José Luis Martínez Miranda, de 40 años, asesinado la noche del jueves mientras dormía en una hamaca en su casa ubicada en una zona rural del municipio de Panchimalco, 18 kilómetros al sur de San Salvador.

Según las autoridades, el agente del Batallón Presidencial, integrado por efectivos de las fuerzas armadas, fue asesinado frente a su madre, esposa e hijos. Martinez es el tercer militar asesinado por las pandillas en lo que va de 2015.

La violencia generada por las maras o pandillas también ha cobrado la vida de 20 policías, seis custodios de centros penales y un fiscal.

En otro hecho de violencia, un grupo de hombres armados con fusiles, escopetas y pistolas secuestraron el miércoles al custodio penitenciario Jorge Alberto Ayala Villalta, de 60 años. Las autoridades localizaron más tarde su cabeza en las proximidades del cementerio de la ciudad de Zacatecoluca, 56 kilómetros al este de la capital. No se ha encontrado el resto del cuerpo.

Ayala Villalta llevaba 26 años trabajando como custodio en centros penales.

Las autoridades han denunciado que las maras o pandillas, con presencia en casi todo el país, han arreciado sus ataques contra policías, militares, fiscales y contra los custodios de las cárceles.

El director de la Policía Nacional Civil, Mauricio Ramírez Landaverde, dijo que las pandillas "pretenden acorralar a las instituciones del país" para obtener beneficios.

El ex guerrillero Raúl Mijango, que participó como mediador en las negociaciones de una tregua de las pandillas en 2012, insistió en negociar con estos grupos criminales para bajar la violencia criminal.

"Hay que asumir que sólo el diálogo inclusivo es el que puede permitir encontrar la paz en El Salvador", afirmó Mijango.

Según las autoridades los pandilleros están involucrados en la mayoría de los crímenes que se cometen en el país. El 70% de los homicidios se atribuye a las pandillas y un 49% de las víctimas corresponde a miembros de esas estructuras criminales.