EEUU: Sospechoso en el censo había sido declarado culpable

Un hombre acusado de una racha de delitos en los que murió un guardia de la Oficina del Censo y un policía resultó herido había sido declarado culpable previamente de homicidio imprudencial, y recientemente fue acusado en un caso de agresión a su novia, de acuerdo con documentos de la corte obtenidos el viernes por The Associated Press.

Ronald Anderson, de 48 años, fue acusado de agredir a su novia en el condado de Prince George, un suburbio de Washington, D.C., el 17 de febrero, de acuerdo con registros de la corte.

El agente que acudió a un domicilio después de que alguien avisara telefónicamente de una riña familiar dijo que era evidente que la novia del hombre estaba asustada.

"La víctima temblaba, lloraba y susurraba al hablar porque tenía miedo de que el sospechoso la escuchara", escribió el agente, de acuerdo con los documentos.

La mujer, cuyo hijo de 10 meses estaba en el hogar, le dijo a la policía que Anderson la había golpeado varias veces, azotándola contra las paredes, porque él pensaba que ella estaba mirando a otro hombre, se afirma en los registros.

Otro documento judicial presentado en la Corte Superior del Distrito de Columbia muestra que Anderson se había declarado culpable de homicidio imprudencial en un incidente ocurrido en 1991 y en el que él llevaba un arma en Washington. No estaban disponibles de inmediato detalles de ese caso.

El teléfono del abogado de Anderson sonaba ocupado el viernes.

Las autoridades dijeron el jueves que el sospechoso había secuestrado a una mujer, herido de muerte a un guardia de la Oficina del Censo y que la policía lo había perseguido por Maryland y Washington, hasta que fue acorralado en un intercambio de balazos en el que resultaron heridos Anderson y uno de los agentes.

Anderson, que continuaba hospitalizado el viernes sin que se diera a conocer su estado de salud, fue acusado de secuestro a mano armada y agresión contra un policía dentro de su racha de delitos cometidos el jueves. El hombre podría afrontar acusaciones más graves en la jurisdicción donde el guardia perdió la vida.

Anderson cumplió 48 años en el mismo día en que ocurrió el tiroteo, y tenía programada para el viernes su audiencia en el caso sobre su novia. Sin embargo, esta audiencia fue cancelada y se fijó para julio la fecha del inicio del juicio por agresión contra la mujer.

El agente herido continúa su recuperación. El guardia de la Oficina del Censo que fue baleado, Lawrence Buckner, falleció en un hospital en Cheverly, Maryland, después del incidente.

Buckner, de 59 años, era contratista que trabajaba para el gobierno federal mediante la empresa de seguridad Master Security, con oficinas centrales en Hunt Valley, Maryland.

La compañía indicó el viernes en un comunicado que Buckner estuvo ocho años en el ejército de Estados Unidos y trabajó en el ramo de la seguridad durante más de dos décadas.

Buckner, que llevaba más de cuatro años con Master Security, deja a su esposa, un hijo y cuatro nietos.