Sevilla pone a prueba al Barsa, Cristiano jugará por Madrid

Con 20 victorias en sus últimos 22 partidos, el Barcelona va lanzando en su carrera por la reconquista de la liga española que lidera con cuatro puntos de ventaja sobre el Real Madrid, cuando restan ocho fechas para la conclusión del campeonato.

Pero el cuadro azulgrana afrontará un duro test el sábado, cuando visite al quinto clasificado Sevilla, que no pierde en su estadio desde hace más de un año.

La jornada la abrirá horas antes el Madrid, que recibe al Eibar, actual 14to, y seguirá con la visita del vigente campeón Atlético de Madrid al Málaga, séptimo.

El Barsa ocupa la cima con 74 puntos por los 70 del cuadro madridista y 65 del Atlético (tercero con tres unidades de ventaja sobre el cuarto Valencia) y aspira a encarrilar la liga en el tramo más exigente del calendario, que se aprieta entre semana con la disputa de los cuartos de final de la Liga de Campeones.

Sin tiempo apenas para digerir la 31ra fecha liguera, el Barsa jugará el miércoles en cancha del PSG, mientras que Madrid y Atlético se medirán el martes en el estadio de los segundos.

Los azulgranas deberán resolver antes la visita al Sevilla, que acumula 31 partidos invicto de local, tramo en el que ha sumado 27 victorias y cuatro empates en todas las competiciones. El último rival que le derrotó en liga en el Sánchez Pizjuán es precisamente el Barsa mediante goleada por 4-1 con doblete de Lionel Messi y cuando el también argentino Gerardo Martino ejercía entrenador.

"El Sevilla es uno de los mejores equipos, muy completo y con jugadores de nivel como Bacca, Vitolo, Gameiro. Tienen una gran efectividad, pero soy optimista. No firmo el empate", declaró el viernes el timonel barcelonista, Luis Enrique, consciente de la racha sevillista de cinco victorias seguidas en el campeonato.

Los azulgranas se presentan en esta ocasión con el lateral Jordi Alba plenamente recuperado de sus molestias y con su propia estadística disuasoria: 10 victorias seguidas a domicilio que le han permitido arrebatarle la punta de la clasificación al Madrid cuando restan ocho fechas para el final.

Además de las jugadas a balón parado que han generado cinco tantos en los últimos cinco partidos, la defensa del Barsa ha mejorado notablemente respecto a otras temporadas y cuenta 17 choques en que no ha encajado gol, mientras que el chileno Claudio Bravo se postula como el arquero menos batido del campeonato con apenas 17 dianas permitidas.

El mal momento de Neymar, quien acumula siete cotejos sin marcar, podría propiciar nuevamente la titularidad de Pedro Rodríguez, quien ya relegó al brasileño a la suplencia por la fecha anterior, cuando los azulgranas golearon 4-0 al Almería.

El Madrid, por su parte, finalmente podrá contar con Cristiano Ronaldo frente al Eibar, después de que el máximo cañonero de la liga (37 tantos) viera anulada la tarjeta amarilla recibida en la victoria 2-0 sobre el Rayo Vallecano.

La baja confirmada del atacante Gareth Bale, quien arrastra una sobrecarga, forzó al club blanco a recurrir la sanción a Cristiano por simular un penal y el Comité de Competición accedió el viernes a retirar el castigo al portugués. Dos ausencias de semejante calibre para el sábado se antojaban demasiadas para el técnico Carlo Ancelotti, quien tampoco podrá contar con Toni Kroos ni el colombiano James Rodríguez, igualmente sancionados, pero confirmó de titular en el arco al costarricense Keylor Navas.

"Necesitamos a Cristiano. Tenemos la obligación de no fallar y hay que utilizar la mejor alineación posible", subrayó Ancelotti. "No pienso en una fiesta de goles, solo en ganar el partido. Llegamos con poco descanso y será complicado".

El volante Luka Modric tampoco anda al cien por cien, pero será de la partida y el central Pepe estará disponible para jugar al menos unos minutos. El técnico italiano seguramente incluya en el once al creativo Isco Alarcón, el organizador Asier Illarramendi y el canterano Jesé Rodríguez como novedades.

El Atlético, a su vez, luchará por seguir vivo en la carrera por la liga y ampliar aún más la diferencia respecto al Valencia. "Ahora es mucho más complicado sacar puntos fuera. El partido en Málaga y la próxima salida contra el Deportivo La Coruña serán determinantes", argumentó el técnico argentino Diego Simeone, que seguirá sin disponer del goleador Mario Mandzukic.

La parrilla sabatina incluye la visita del Almería al Granada, que perdió al colombiano Jeison Murillo por lesión, y el partido Celta de Vigo-Rayo.

El Villarreal buscará resarcirse en cancha del Getafe de su más reciente derrota frente al Espanyol, que también recibe el domingo al Athletic de Bilbao. La jornada se completa con el debut del técnico Víctor Sánchez por el Deportivo ante la Real Sociedad, y el cotejo Córdoba-Elche.

La fecha cierra el lunes con el cruce Valencia-Levante.