Los Bulls ofrecen una impresionante remontada ante el Heat

El Heat de Miami ganaba por 19 puntos al descanso, estaba bien encarrilado.

Para cuando terminó el juego, estaban perdidos. Y en el mejor de los casos, sus aspiraciones de playoff están afectadas.

La dura temporada de Miami está ahora en un punto de inflexión, después de que Chicago lograra una espectacular remontada y además lo hiciera parecer sencillo.

Pau Gasol anotó 16 puntos y recuperó 15 rebotes, mientras que Aaron Brooks y Taj Gibson aportaron 14 puntos cada uno para los Bulls en su victoria 89-78 del jueves por la noche, asestando un gran golpe a las opciones de postemporada de Miami.

"Una vez empezamos a atacarlos, a conseguir rebotes, a contenerles a un tiro, las cosas cambiaron", comentó Gasol.

Sin duda cambiaron, y de improviso. Miami estaba 51-32 en el descanso, y ganó el segundo cuarto 33-12 tras los peores 24 minutos iniciales que han ofrecido los Bulls esta temporada.

"Fue bochornoso", admitió el pívot de los Bull Joakim Noah.

También lo fue la segunda mitad, pero para el equipo rival. Chicago superó al Heat 57-27 tras el descanso, anotando 39 de los primeros 47 puntos de los dos últimos cuartos. La gran ventaja de Miami se vaporizó en menos de 10 minutos, mientras el Heat erraba sus 12 primeros lanzamientos del tercer cuarto en un declive que sólo terminó al acabar el partido.

"Todos estamos frustrados", dijo el técnico del Heat Erik Spoelstra. "Todos nos avergonzamos cuando uno está en esas situaciones y no puede detener una avalancha como ésa".

Mike Dunleavy y Derrick Rose añadieron 12 puntos cada uno por Chicago, que recuperó el tercer puesto en la Conferencia Este y ganó pese a tener a Jimmy Butler fuera de juego por una lesión en la pantorrilla.

Hassan Whiteside anotó 19 puntos con 16 rebotes para el Heat. Dwyane Wade encestó nueve puntos, en una noche en la que acertó apenas cuatro de 20 tiros. Goran Dragic tuvo 15 puntos para Miami y Michael Beasley anotó 13.

El Heat se mantuvo en el décimo puesto de la Conferencia Este con tres partidos por disputar, pero ahora casi con certeza debe ganar y recibir mucha ayuda para llegar a la postemporada.

"Uno sigue volviendo hasta que le dicen que su temporada acabó", dijo Wade. "Este equipo ha pasado por mucho (...) Una derrota, unos 24 minutos malos, eso no va a impedirnos volver y hacer nuestro trabajo".

Miami puede llegar a 38 victorias. Boston y Brooklyn, actuales poseedores del séptimo y el octavo puesto, tienen 36.

"Aún estamos ahí", dijo Wade.

En el otro partido de la jornada, los Warriors de Golden State se impusieron 116-105 a los Trail Blazers de Portland.