Hombre se suicida durante tiroteo con policía en Kentucky

Un hombre de 32 años se suicidó de un disparo a la cabeza durante un tiroteo con policías en Louisville y ante la mirada de testigos que horrorizados seguían el desarrollo del caótico incidente.

Dustin Wayne South falleció el miércoles por la noche en el lugar, en un campo detrás de una escuela en un vecindario generalmente tranquilo del sur de la ciudad.

Dos balas de la policía dieron en South, pero ninguno de los dos impactos fue letal, informó Jo-Ann Farmer, subjefa de la oficina forense. El hombre murió de una herida por un disparo autoinfligido a la cabeza.

Cherylyan Rayhel dijo a The Associated Press que ella observaba desde una ventana mientras South alzaba una pistola y realizaba tiros al aire justo detrás de su hogar aproximadamente a las 8:00 de la noche. Los policías le gritaron tres veces que soltara el arma, pero en lugar de obedecer la orden él apuntó hacia ellos, agregó la testigo. Se inició un tiroteo. La mujer no vio cuándo el hombre apuntó el arma hacia él mismo.

"Lo vi caer, yo grité", dijo Rayhel el jueves por la mañana. "No pude dormir toda la noche".

El Departamento de Policía Metropolitana de Louisville identificó a los agentes involucrados como Rondall Carpenter y Zachary Cooke. Los policías se encuentran en licencia administrativa mientras se lleva a cabo una investigación interna sobre el incidente.

Es el segundo tiroteo de consecuencias fatales que involucra a Carpenter en menos de un año. En octubre pasado, él y otro policía, Skylar Graudick, se vieron inmiscuidos en un tiroteo en que murió William Chad Mattingly, un hombre de 38 años que presuntamente disparó contra los agentes. El tiroteo sigue bajo revisión en la fiscalía del estado.

Rayhel dijo que escuchó a South discutir con una mujer la noche del miércoles en la calle frente a su casa, a la vuelta del hogar de South en Flicker Road. South, llorando, abrazó a un niño que estaba con ambos y se dio la vuelta para alejarse, de acuerdo con Rayhel. El niño trató de seguirlo, pero la mujer lo detuvo.

Los vecinos describieron a South como una persona amigable. Sherri Reynolds dijo que ella lo veía con frecuencia en el vecindario, jugando con un niño pequeño.

En mayo del año pasado, fue arrestado bajo acusaciones de violencia doméstica cuando su esposa le dijo a la policía que él llegó ebrio a casa, se tornó agresivo y empujó a su hija de 14 años. South completó luego programas contra el abuso del alcohol y contra violencia intrafamiliar.