Costo por cuidado de ancianos sigue al alza

El alto costo por el cuidado de ancianos sigue aumentando. El precio promedio por una habitación privada en una casa de ancianos es de 91.250 dólares al año actualmente, de acuerdo con una encuesta de la industria dada a conocer el martes.

El reporte anual "Cost of Care" (costo por cuidados) de Genworth Financial, rastrea el asombroso aumento de gastos por el cuidado a largo plazo, una creciente carga económica para las familias, gobiernos y aseguradoras como Genworth. El costo de permanecer en una casa de ancianos se ha incrementado 4% anualmente durante los últimos cinco años, de acuerdo al reporte. El año pasado, el costo promedio era de 87.600 dólares.

"La mayoría de las personas no se dan cuenta de lo costoso que puede ser este gasto hasta que un padre o un familiar lo necesita", comentó Joe Caldwell, director de servicios a largo plazo en el Consejo Nacional del Envejecimiento. "Entonces es cuando se sorprenden".

El reporte anual de Genworth, que vende pólizas que cubren el cuidado a largo plazo, revisó los costos en varios servicios, incluyendo el cuidado diurno de un adulto y asistencia de salud en el hogar. Y los precios en las casas de ancianos son los que se incrementan con mayor velocidad, dos veces más rápidos que la inflación de Estados Unidos durante los últimos cinco años. Un año en una casa para ancianos ahora cuesta casi lo mismo que tres años de matrícula en una universidad privada.

Para su reporte, Genworth encuestó 15.000 casas de ancianos, instalaciones de vivienda asistida y otros proveedores en el país entre enero y febrero. Encontró amplias diferencias entre estados. En Oklahoma, por ejemplo, el costo promedio anual en una casa de ancianos fue de 60.225 dólares, mientras que en Connecticut era de 158.775 Alaska fue, por mucho, el estado más caro para adquirir el servicio al pagar 281.415 dólares al año.

¿Entonces quién paga la cuenta de la casa de ancianos? "Muchas personas creen que Medicare lo cubrirá, pero eso no es verdad", dijo Bruce Chernoff, presidente ejecutivo de The Scan Foundation, una organización caritativa. Medicare cubrirá algunas estancias cortas para recuperación tras una cirugía, por ejemplo, pero no las estancias a largo plazo.

A menudo, los expertos dicen que los adultos mayores terminan gastando todos sus ahorros hasta que se quedan con los últimos 2.000 dólares, y en ese momento pueden recurrir a Medicaid, el programa de seguro de salud para pobres, que ayuda a cubrir la cuenta. Como resultado, Medicaid paga más de la mitad de las cuentas de estancias prolongadas en el país. Ese costo representa más de un cuarto de los gastos anuales de Medicaid, de acuerdo a la Kaiser Family Foundation.