Abogados ganan 32 millones en caso de cámara oculta

Los abogados representantes de 8.000 mujeres que fueron filmadas en secreto cuando las sometían a exámenes ginecológicos en el hospital Johns Hopkins cobrarán 32 millones de dólares en honorarios bajo un acuerdo judicial con la institución.

Un juez en Baltimore ordenó pagar a los abogados de ocho firmas el 17,25% de los 190 millones de dólares del acuerdo. El resto se repartirá entre las pacientes del doctor Nikita Levy, un ginecólogo que filmó y fotografió subrepticiamente a miles de mujeres cuando las examinaba en una clínica afiliada a Hopkins.

Los abogados habían pedido al juez Sylvester Cox que les otorgara el 35% del monto. Aunque les otorgó bastante menos, Cox dijo en su resolución que en acuerdos similares superiores a 100 millones de dólares se suele otorgar entre el 4 y el 18% a los abogados.

Además los abogados recibirán 829.690 de dólares en reembolsos de gastos.

El juez dijo en su sentencia que el acuerdo "sin precedentes" logró "resultados extraordinarios".

Jonathan Schochor, quien encabezó el equipo de abogados, dijo que éstos no impugnarán la orden del juez. No quiso aclarar cómo se repartirán los 32 millones de dólares.

"Estamos sumamente complacidos", dijo Schochor el miércoles. "Al fin y al cabo, podemos decir que hemos obtenido la mayor indemnización de un solo abusador sexual de la historia del país, podemos decir eso en nombre de nuestros clientes. Como abogados, estamos encantados".

Levy fue despedido por el Johns Hopkins Health System de Baltimore en febrero de 2013 cuando una colega vio la cámara con forma de lapicera que llevaba colgada del cuello y advirtió a las autoridades.

Días después se suicidó, cuando la investigación descubrió 1.200 videos y 140 fotos en varias computadoras en su casa.