Cineastas guatemaltecos hablan de genocidio

Cinco cineastas guatemaltecos y dos extranjeros realizaron cortos documentales que serán estrenados en la capital guatemalteca, con los cuales pretenden mantener la discusión sobre el genocidio y las graves violaciones a los derechos humanos cometidas en Guatemala durante la guerra civil de 1960-1996.

Antes del estreno, la Associated Press pudo asistir a una presentación de los cortos y conversar con los realizadores.

"Tenemos una herencia de violencia que se da en todos los sentidos, si queremos tener un país con justicia primero hay que informar de lo que está sucediendo y lo que sucedió en el pasado", dijo la cineasta guatemalteca Carla Molina, quien realizó el corto "Cha" --cenizas en idioma k*eqchi_, sobre la historia de 11 mujeres violadas en 2007 por policías, soldados y guardias de seguridad de una empresa minera durante el desalojo de la comunidad "Lote 8" en El Estor, Izabal, al este del país.

El corto refleja la vida de las mujeres en su comunidad y cómo las agresiones sufridas cambiaron sus vidas y les dieron el valor de buscar justicia. Las mujeres iniciaron un proceso civil en Canadá contra la minera Hudbay Minerals, subsidiaria de la Compañía Guatemalteca de Níquel, por el desalojo violento, que está en proceso.

Otro de los filmes es "El Visualizador", del cineasta y documentalista Alfonso Porras, que recoge el testimonio del perito fotógrafo Marlon García durante el juicio por genocidio al ex dictador, general José Efraín Ríos Montt, en 2013.

En el corto se escucha el peritaje de García, que hace comparaciones entre fotografías antiguas y recientes sobre las condiciones sociales de la comunidad chel, o chajul en lengua quiché, que fue arrasada por el ejército en los años 80, en el marco de la guerra civil.

Durante el ataque del ejército a la comunidad chel murieron al menos 98 personas. Años después, al abrir las fosas clandestinas, se recuperaron al menos 60 esqueletos de menores de 17 años.

Tras el testimonio de García, ninguno de los abogados defensores, ni el Ministerio Público, ni los abogados acusantes, habló, todos guardaron silencio ante los detalles de la violencia ocurrida.

"Fue evidencia científica, sin aspectos subjetivos, ni de carácter político o afectivo", dijo Porras.

Ríos Montt fue condenado a 80 años de prisión por genocidio y delitos contra los deberes de humanidad por la muerte de 1.771 indígenas ixiles a manos de soldados del ejército guatemalteco que él comandaba. Tras la condena del 10 de mayo de 2013, la Corte de Constitucionalidad anuló la sentencia y ordenó un nuevo juicio argumentando deficiencias en el proceso.

Los cortos, financiados por la organización internacional Hivos, con sede en Holanda, y filmados en varios formatos, serán presentados también a nivel internacional.

Uli Stelzner, director de cine independiente alemán que realizó el corto "Insight Abogado", narra la historia de Edgar Pérez, el abogado de las víctimas que llevaron a juicio a Ríos Montt.

"Lo sucedido en la guerra es como el máximo nivel de violaciones a los derechos humanos en la historia... aquí y en el mundo... hasta llegar al genocidio", dijo Pérez en la entrevista para el documental.

"Uno de los objetivos era resaltar y dignificar a las personas que están comprometidos con la defensa de los derechos humanos en Guatemala" dijo Stelzner.

Guatemala vivió una cruenta guerra de 36 años que dejó, según un informe de Naciones Unidas, 245.000 personas muertas o desaparecidas.