España: Athletic estrena estadio con triunfo

El Athletic de Bilbao se dio una fiesta el lunes al estrenar con un ajustado triunfo 3-2 sobre el Celta de Vigo su andadura en el nuevo estadio de San Mamés.

En el cierre de la cuarta fecha de la liga española, el brasileño Charles tuvo el honor de marcar a los 14 minutos el primer gol del recién inaugurado coloso, pero luego erró un penal tras el empate de Mikel San José (18) y permitió la remontada del cuadro local. Tantos de Andoni Iraola (61) y Beñat Etxeberría (68) le dieron la victoria al cuadro vasco.

Celta recortó por vía de Santi Mina (79), pero acabó sufriendo su primera derrota del campeonato a costa de un Athletic, que sigue invicto y marcha quinto con nueve puntos.

También el lunes, Elche y Valladolid empataron 0-0, resultado que deja a ambos equipos en la zona medio-baja de la clasificación y cierta sensación de vacío.

El recién ascendido Elche aún no ha saboreado la victoria en su regreso a la primera división y acumula tres puntos, mientras que el Valladolid todavía no ha ganado a domicilio y apenas suma cuatro.

Atlético de Madrid y el campeón Barcelona son los únicos equipos que han ganado sus cuatro partidos disputados.

El Athletic-Celta tuvo un inicio eléctrico con los locales volcados en busca del primer gol de la historia del nuevo coloso y, al minuto de juego, el lateral Iraola ya había probado los reflejos del arquero Yoel Rodríguez.

Pero el ímpetu rojiblanco se cobró una costosa imprecisión, al errar Erik Morán en la entrega de un balón, robado y conducido por Rafinha hasta los pies de Charles, quien definió con sangre fría a la izquierda de Iago Herrerín.

Los locales se repusieron pronto gracias al lanzamiento de un tiro libre de Beñat Etxeberría que San José no pudo cabecear pero si enganchar de zurda tras rebote en el cuerpo de Hugo Mallo.

Nolito, incordio constante para los bilbaínos, provocó a continuación un penal de Herrerín que Charles no supo transformar, apuntando por encima del arco. El goleador tampoco acertó a definir poco después un contragolpe, alojando fuera un balón bombeado.

El técnico local Ernesto Valverde ajustó en el descanso y el Athetic supo encarar la remontada con un gran tanto de Iraola, hábil definidor tras tacón de Iker Muniaín, y confirmarla con otro excelente gol en contragolpe de Etxeberría, quien recortó a David Costas antes de batir a Rodríguez.

Mina se adelantó por alto a Herrerín para ponerle pimienta al partido con el 3-2.

"Teníamos la ilusión de ganar en un día especial y, además, estamos tranquilos en la clasificación. El campo es una maravilla y ojalá sea un buen augurio para nosotros", declaró un satisfecho Valverde.

Pese al mayor dominio territorial del Valladolid sobre el Elche, el cuadro local cargó el juego por la banda izquierda de Fidel Chaves y un centro suyo a punto estuvo de convertirlo en gol Ferrán Corominas. Rubén Pérez también lo intentó desde el mediocampo con un atrevido zapatazo pero Mariño, atento, desvió el balón.

Tras el descanso, el Elche llamó a la puerta con un potente zurdazo de Javi Márquez, bien repelido por Mariño, y Valdet Rama correspondió por el equipo violeta con un derechazo igualmente despejado por Herrera.

En duelo de arqueros, la última gran intervención correspondió a Mariño, quien voló para sacar un tiro libre de Edu Albácar con sello de gol en los minutos finales.