Irán: Los ataques saudíes en Yemen son un "error"

El presidente de Irán advirtió el jueves a Arabia Saudí y a sus aliados que su campaña de ataques aéreos en Yemen es un "error" y pidió que se suspendan los bombardeos contra los rebeldes chiíes respaldados por Irán que han tomado buena parte del empobrecido país árabe.

En sus dos semanas de ataques, la coalición de liderazgo saudí no ha logrado detener el ascenso de los rebeldes hutíes, que forzaron la huida del presidente, Abed Rabbo Mansur Hadi. Tanto Teherán como los rebeldes niegan que Irán los esté armando.

Los ataques aéreos contra los hutíes y sus aliados, entre los que hay fuerzas leales al ex presidente Ali Abdulá Saleh, tampoco han logrado impedir el avance rebelde sobre Aden, la segunda ciudad más grande del país y que fue declarada como capital provisional por Hadi antes de su huida a Arabia Saudí.

En un discurso en Teherán, el presidente iraní, Hasán Ruhani, pidió un alto el fuego en Yemen que permita conversaciones más amplias para resolver la crisis.

"A los países en la región, les digo: adoptemos el espíritu de la hermandad, respetémonos entre nosotros y a otras naciones. Una nación no cede por los bombardeos", dijo Ruhani. "No maten niños inocentes. Piensen en un final para la guerra, en un alto el fuego y asistencia humanitaria para la gente que sufre en Yemen".

El presidente dijo que este tipo de campañas están "mal" y citó los ejemplos de Siria e Irak, donde una coalición liderada por Estados Unidos ataca a milicianos del grupo Estado Islámico.

"Aprenderán, más tarde que pronto, que están cometiendo el mismo error también en Yemen", dijo sin citar a ningún país en particular.

También el jueves, el ministro iraní de Exteriores, Javad Zarif, se reunió en Islamabad con el primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, en un esfuerzo de presionar para que se entablen conversaciones de paz.

Zarif, que llegó a Islamabad el miércoles, dijo que Irán está listo para facilitar conversaciones de paz que podrían llevar a un gobierno de inclusión en Yemen.

"Debemos trabajar juntos para poner fin a la crisis en Yemen", dijo Zarif. "Debemos encontrar una solución política en Yemen, una solución amplia que lleve a un gobierno de inclusión a través del diálogo yemení".

La visita de Zarif se produce mientras el parlamento paquistaní debate si contribuir con efectivos a la campaña de ataques aéreos contra los hutíes.

Mientras tanto, grupos humanitarios en Yemen dijeron estar quedándose sin suministros y pidieron un cese temporal en los combates para permitir la entrada de ayuda al país. Al menos 643 civiles murieron en las últimas semanas, según dijo el miércoles la Organización Mundial de la Salud, y 2.226 resultaron heridas, muchas de ellas civiles. Otras 100.000 personas han huido de sus hogares.

Irán despachó el miércoles un destructor y otro navío logístico a aguas cerca de Yemen, al tiempo que Estados Unidos aceleraba el suministro de armas a la coalición liderada por Arabia Saudí que combate a los rebeldes, en un reflejo de la creciente implicación de las potencias extranjeras en el conflicto.

La cadena estatal iraní Press TV, que emite en inglés, citó al contraalmirante Habibolá Sayari diciendo que los barcos forman parte de una campaña anti piratería "salvaguardando rutas navales para las embarcaciones en la región".

En Pakistán, la vocera del Ministerio de Exteriores, Tasnim Aslam, dijo el jueves que Islamabad condena a los rebeldes yemeníes "que han derrocado a un gobierno legítimo (...) reconocido no solo por Pakistán sino por la comunidad internacional y Naciones Unidas".

Por su parte, Zarif pidió además un alto el fuego en Yemen que permitiera la entrega de ayuda humanitaria. Pero la solución política, señaló, "depende de los yemeníes".

"Como vecinos, como países con alguna influencia de una manera u otra, sólo podemos facilitarlo", dijo el canciller.

___

Ahmed informó desde Islamabad.