Ocho heridos tras ataque guerrillero en noreste colombiano

Ocho civiles resultaron heridos el miércoles luego de un ataque con explosivos atribuido por el Ejército a la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) en el noreste colombiano.

El coronel Marcos Pinto, comandante encargado de la Fuerza de Tarea de Vulcano del Ejército, dijo a los periodistas que el ataque se produjo en el municipio de Hacarí, departamento de Norte de Santander y a unos 430 kilómetros al noreste de Bogotá.

Según el alto oficial los rebeldes lanzaron explosivos contra una base militar y algunos cayeron en una vivienda, lo que provocó lesiones a ocho personas, entre ellas tres menores de edad. Todos se encuentran fuera de peligro.

Los lesionados, según Pinto, "aducen que cayó una granada tipo artesanal en el solar de la casa y cuando se asomaron para ver qué había caído explotó como a los tres segundos y eso les causó las heridas".

El ELN es la segunda guerrilla del país después de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia y según cifras oficiales en sus filas cuenta con unos 1.500 combatientes.

En junio del año pasado tanto el ELN como el gobierno anunciaron que se encontraban en la fase exploratoria para eventualmente iniciar un proceso de paz que ponga fin a 50 años de hostilidades entre las partes.