Simpatizantes de gobierno cubano abandonan apertura de foro

Simpatizantes del gobierno de Cuba protestaron ruidosamente y luego abandonaron la sesión inicial del foro de la sociedad civil el miércoles, que se realiza paralelo a la Cumbre de las Américas, por la presencia de disidentes de la nación caribeña.

La medida contó con la solidaridad de un grupo de partidarios del gobierno venezolano que también se retiraron del recinto.

El suceso se produjo en momentos en que el presidente Juan Carlos Varela y el secretario general de la Organización de Estados Americanos, José Miguel Insulza, inauguraban el evento, una de las varias reuniones sectoriales organizadas en el marco de la VII Cumbre de las Américas.

"Como sociedad civil estamos defendiendo lo nuestro, no podemos estar en el mismo espacio" que los disidentes, dijo a periodistas Luis Morlote, representante de la asociación de artistas y escritores de Cuba.

Morlote y varias decenas de cubanos, con banderas de su país y pancartas a favor del gobierno de la isla, salieron del recinto y se declararon indignados por la presencia de opositores como Guillermo Fariñas, Manuel Cuesta, Berta Soler, Elizardo Sánchez y Leonardo Calvo.

"Estas personas no representan a ninguna organización cubana, no representan al verdadero pueblo de Cuba, en todo caso están representando los peores intereses de Estados Unidos", comentó a la AP, en relación a los disidentes, Pedro Pablo Rodríguez, un historiador que viajó con la delegación progubernamental.

La delegación de los cubanos aclaró que se retiraba de la sesión inicial, pero volvería a las mesas de discusión que se desarrollarán hasta el viernes.

Momentos después, un grupo de 30 participantes venezolanos simpatizantes al gobierno del presidente Nicolás Maduro abandonó también en solidaridad con los isleños.

"Este es un evento internacional donde deben expresarse todos los criterios de manera civilizada, a eso es a lo que vinimos", dijo a la AP, Calvo, del comité por la integración racial en Cuba.

Para el opositor cubano Cuesta la manifestación progubernamental dañó la "imagen" del gobierno de la isla y "envenena la relación entre toda la sociedad civil".

"Nosotros no estamos en la sintonía de animar ningún acto de violencia, ni responder a ningún ataque", comentó Cuesta.

En Cuba los disidentes no tienen estatus legal de opositores y las autoridades los acusan de ser "mercenarios" al servicio de los intereses de Estados Unidos en su afán de hostigar a la isla.

Medios panameños divulgaron al mismo tiempo un video que muestra una pelea callejera entre simpatizantes del gobierno cubano y disidentes de la isla en esta capital. En un parque aledaño, se manifestaron por separado venezolanos que respaldan a Maduro y otros que se oponen al líder socialista de esa nación sudamericana.

La presencia por primera vez de Cuba en la cita hemisférica y sus actividades colaterales estuvo marcada por la polarización de los cubanos favorables a la revolución --el grupo mayoritario-- y otros asistentes opositores.

"Y no, y no nos da la gana de ser una colonia norteamericana", "Afuera, afuera", gritaron por más de una hora y media los cubanos pro gubernamentales, quienes también entregaron un tabloide en el cual acusaron de "mercenarios" a los disidentes.

La manifestación caldeó el ambiente y retrasó el ingreso de muchos invitados al foro de otros países.

"Esperamos la reciprocidad y el entendimiento de todos los que llegan a nuestro país", dijo molesto Rubén Castillo, coordinador del foro de la sociedad civil. "La sociedad civil va a participar en un diálogo de altura", agregó.

El foro se desarrolla desde 8 al 10 de abril y busca entregar recomendaciones a los presidentes que asisten a la VII Cumbre que sesionarán desde el propio 10 al 11.

--

Andrea Rodríguez está en Twitter: http://www.twitter.com/ARodriguezAP