Billy Crystal y Josh Gad se encuentran en "The Comedians"

Una visita a la oficina de Billy Crystal, en un bungaló en un estudio histórico, puede ser intimidante. Primero está Crystal, un astro de la pantalla y las ceremonias de Broadway y los Oscar. Hay afiches de sus películas exitosas decorando las paredes, incluyendo uno de la comedia que protagonizó con Robert De Niro, "Analyze This".

Luego están las anécdotas que Crystal narra a la ligera sobre personas como -- ¡intenten superar esto! -- Marlon Brando.

Pero Josh Gad, sentado en un sillón junto a Crystal y husmeando con él mientras hablan del restaurante obsesionado con la pimienta que visitaron recientemente, luce bastante relajado.

La escena contrasta con "The Comedians", la nueva serie de FX (jueves, 10 p.m.) en la que Crystal, de 67 años, y Gad, de 34, interpretan versiones de sí mismos en universos paralelos, con sus propios nombres y trayectoria -- el artista consagrado y la joven promesa --, que desgraciadamente terminan juntos haciendo un programa de comedia.

Las grabaciones de los 13 episodios de "Comedians", basada en un programa sueco, ya terminaron. Crystal y Gad ("Book of Mormon", "The Wedding Ringer") se reunieron para charlar sobre su admiración mutua y el proyecto que trajo a Crystal de vuelta a las series de televisión por primera vez desde su participación en "Soap" (1977-81).

Associated Press (a Crystal): ¿Por qué es "The Comedians" la serie correcta para ti después de tanto tiempo?

Crystal: Realmente no estaba buscando. Todo iba genial. Estaba regresando a Broadway (en "700 Sundays"), habíamos agotado las entradas, había escrito un libro y estaba emocionado. "Monsters University" estaba por salir y entonces esta empresa sueca me envió este programa ... y lo revisé y pensé que estos dos tipos eran buenísimos juntos. Y después de cinco minutos viendo a estos tipos con sus trajes de marinero, caminando graciosamente, sin música, pensé, "Yo podría hacer esto".

AP: Los personajes se presentan como fuera de sincronía y con muchos roces. El Billy de ficción puede ser hirsuto con el Josh de ficción, que es a veces despistado.

Gad: Ambos decidimos que nos íbamos a comprometer con la esencia de interpretarnos y de actuar, especialmente para Billy, jugar con las expectativas y predicciones de la audiencia. Él tiene un legado que yo he envidiado literalmente toda la vida. ... En la vida real tenemos mucho más en común que nuestros personajes. Pero actuar contra las expectativas que se tiene de ambos fue...

Crystal: Una diversión buena y arriesgada.

Gad: Arriesgada y gratificante. Estábamos aterrorizados al principio, pero dijimos, "Si lo vamos a hacer lo vamos a hacer hasta el fondo". Hay algunos episodios que realmente requerían que nos dejáramos llevar por la locura. ... Teníamos conversaciones en la que decíamos, "¿Estarás bien con esto? ¿Seguro?". Y entonces nos abrazábamos y decíamos, "Hagámoslo. Saltemos como Thelma y Louise".

Crystal: Eso es lo divertido. Hay una incomodidad maravillosa... Ambos rociamos almizcle en momentos diferentes: quién hace qué, quién protege su territorio. Y él se burla de mí más de lo que yo me burlo de él en el programa, pero lo aguanto. Comenzó desde el principio: fue muy valiente conmigo. ... Mucha gente camina de puntillas alrededor y yo quiero decirles, "vamos, paren". Pero él no lo hace.

AP: Parece que los dos disfrutan de su mutua compañía.

Gad: Mi mayor temor con el programa era impresionar a esta leyenda viviente. Esa fue realmente la dinámica que nos mantuvo a lo largo de este proceso, trabajar en un nivel tan alto de amistad y camaradería. Si no tienes eso no puedes hacer lo otro. Terminamos una escena y yo estaba en su vestidor viendo un partido de los Clippers.

AP: ¿La comedia puede superar la barrera de las generaciones?

Gad: Me fascina su carrera porque ha abarcado tantas facetas y cubierto tantas variantes, de la escritura a la dirección y la actuación. Eso es en última instancia lo que quiero para mí, ser ese artista multifacético que pueda hacer todo eso. Así que sentarme a estudiar esta especie de imperio que Billy ha creado es una lección fascinante.

Crystal (con un poco de pena): ¡Guau! Sueno famoso.

AP: Pero debe ser halagador.

Crystal: Lo es. Lo disfruto totalmente y me emociono cuando dice cosas como esa, significa mucho para mí. Y él sabe lo que pienso de él. No se puede trabajar a este nivel sin respeto mutuo. Y esto es parte del programa también. Quizá se pueden molestar pero saben que realmente se necesitan.

___

Lynn Elber está en Twitter como http://twitter.com/lynnelber .