FARC niega tener en su poder a detective desaparecido

Las FARC aseguraron el miércoles que no tienen en su poder a un investigador de la Fiscalía General desaparecido desde hace casi un año tras caer un helicóptero cuando realizaba una acción oficial en el sur del país.

En una carta abierta y dirigida a Álvaro Mejía, padre del detective Andrés Felipe Mejía, el grupo guerrillero indicó que "nada nos gustaría más que poder ayudar a que la tranquilidad regresara a su hogar, pero lamentablemente no son ciertas las informaciones mencionadas" la víspera por la Fiscalía.

El martes el director del Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía, Julián Quintana, dijo a los reporteros que versiones de desmovilizados de las FARC apuntaban a que el detective Mejía estaba en poder del grupo rebelde.

Según el jefe guerrillero Carlos Antonio Lozada, integrante de la delegación de las FARC en el proceso de negociación con el gobierno colombiano en La Habana, "con toda seguridad y sin el menor margen de duda podemos asegurar que no existe la más mínima posibilidad de que Andrés Felipe (Mejía) esté en poder de un comando de las FARC".

De acuerdo con la Fiscalía más de 1.000 efectivos del ejército y del Cuerpo Técnico de Investigación aún buscan a Mejía, quien desapareció tras caer durante un descenso en helicóptero cuando en mayo del año pasado acompañaba a las fuerzas militares para hacer labores de policía judicial en las selvas del sur colombiano.

La Fiscalía ha ofrecido una recompensa de 50 millones de pesos (unos 25.000 dólares) a quienes entreguen información que permita ubicar a Mejía o sus eventuales secuestradores.

Desde fines de 2012 el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) adelantan en la capital cubana un proceso de paz para tratar de poner fin a más de medio siglo de confrontaciones entre las partes.