F1: Mercedes llega a China aturdido tras caer en Malasia

El campeonato mundial de Fórmula Uno llega a Shanghai para el Gran Premio de China, y ya no es una apuesta segura que Mercedes estará en lo más alto del podio cuando termine la carrera.

Después que Sebastian Vettel conquistó el Gran Premio de Malasia en su bólido Ferrari hace dos semanas, una temporada que se esperaba que fuese una coronación de Mercedes podría resultar ser más competitiva.

Mercedes empezó la temporada de 2015 como el equipo a vencer, después de arrasar con el campeonato del año pasado en el que Lewis Hamilton y Nico Rosberg ganaron 16 de las 19 carreras. La única pregunta era cuál de los dos pilotos de la escudería alemana sea coronaría, lo que finalmente hizo Hamilton.

Pero Vettel demostró en Malasia que, al menos Ferrari, no cederá el campeonato a Mercedes.

El cuatro veces campeón mundial, que maneja su primer año con Ferrari tras irse de Red Bull, se benefició de las altas temperaturas en la pista que provocaron la rápida degradación de las llantas de Mercedes, aunque el bólido de la escudería italiana también exhibió mejor velocidad que el año pasado.

Toto Wolff, director del equipo Mercedes, dijo que la carrera fue "la alarma que necesitábamos".

"Tuvimos un fin de semana difícil en Malasia", dijo Hamilton. "Creo que a fin de cuentas tomamos las mejores decisiones posibles, pero siempre se puede mejorar y hemos estado trabajando duro para analizarlo todo para la próxima carrera".

Hamilton, quien ganó la primera carrera del año en Australia y llegó segundo en Malasia, llega a una pista donde ganó tres veces y subió al podio en seis ocasiones.

"Shanghai es uno de mis lugares favoritos", comentó el británico. "El circuito es un reto distinto a Alberta Park (Australia) y Sepang (Malasia), pero es uno que disfruto y que le cae bien a mi forma de manejar".

El director técnico de Mercedes, Paddy Lowe, dijo que el equipo pasó las dos últimas semanas tratando de mejorar el vehículo, especialmente la duración de las llantas en las vueltas más largas. Indicó que también trabajaron en la aerodinámica del bólido.

"Quedó claro que tenemos una competencia seria en este campeonato mundial, así que seguiremos trabajando con todo para mejorar el desempeño", comentó.

Las condiciones climatológicas en Shanghai deben provocar menos desgaste de las llantas que en Malasia, con temperaturas de 21 grados Centígrado para el día de la carrera el domingo.

Aparte de Ferrari, los otros equipos no lucen como candidatos serios al título.

McLaren ha tenido todo tipo de problemas con sus motores Honda y sólo uno de sus pilotos llegó a la meta en las dos primeras carreras, cuando Jenson Button terminó 11ro en Melbourne.

De todas formas, el piloto de McLaren Fernando Alonso se expresó optimista sobre las mejorías del bólido desde el principio de la temporada.

"Dimos unos pasos impresionantes entre Australia y Malasia, fue una gran sensación poder competir con los otros vehículos y pilotos, y espero poder hacerlo de nuevo en China", comentó.