España: Gitanos se quejan por definición en el Diccionario

Grupos españoles que representan a los gitanos lanzaron una campaña para remover una referencia a ellos como "trapaceros" en el Diccionario de la Lengua Española.

La Fundación del Secretariado Gitano y otros grupos enviaron el miércoles una carta de protesta a la Real Academia Española, que junto con las otras 21 academias del español en el mundo produce el diccionario.

La vocera de la fundación Pilar Calón dijo que la gestión trata de llamar la atención sobre la discriminación contra los gitanos, también conocidos como roma.

La más reciente edición del Diccionario, de octubre del 2014, incluye "trapacero" entre las acepciones de "gitano".

La fundación no considera discriminatorias las otras definiciones del diccionario.

La Academia no formuló declaraciones pero siempre ha dicho que las definiciones reflejan meramente el uso y no tienen intenciones despectivas.

En España hay unos 750.000 gitanos, sobre un total de unos 47 millones en el mundo.

La protesta fue formulada el Día Internacional de los Roma.

Antes de entregar la carta, representantes simpatizantes de los roma se reunieron para arrojar pétalos de flores en el río Manzanares de Madrid en un homenaje tradicional a los gitanos muertos en el Holocausto y en otras campañas de exterminio.

La protesta por el Diccionario data de algunos años. La referencia al "trapacero" fue introducida a fines del año pasado después que se quejaron de que una de las acepciones de "gitano" era "que estafa u obra con engaño", que todavía aparece en la edición en línea.

"¡Eso mismo fue una trapacería!", se quejó Calón. Dijo que miembros del Consejo Estatal del Pueblo Roma, que incluye la fundación, esperan reunirse con autoridades académicas pronto para presentar su queja.

Aun una minoría, el grupo étnico siempre ha formado parte de la sociedad y cultura españolas, notablemente debido a sus intensos vínculos con la música flamenca. Uno de los bailarines de flamenco con mayor reconocimiento internacional es el gitano Joaquín Cortés.

Aunque se han dado pasos enormes hacia una mayor integración en la sociedad, los roma son a menudo marginados y discriminados en vivienda, educación y empleo. La comunidad suele vincularse con la venta de chatarra, flores o ropas baratas en mercados populares. Muchos de ellos no completaron sus estudios escolares ni tienen representación visible en el Parlamento, los negocios ni el ámbito académico.