Sospechoso de envenenar a ex espía ruso, listo para declarar

Uno de los principales sospechosos de envenenar al ex agente ruso Alexander Litvinenko dijo que está dispuesto a testificar en la investigación sobre su muerte si se le concede el estatus de "colaborador necesario".

Dmitry Kovtun dijo a periodistas el miércoles que le gustaría emplear esa categoría para pedir al juez que considere las pruebas que, según cree, demuestran su inocencia.

Litvinenko, un ex agente de la KGB, falleció en 2006 tras beber té envenenado con polonio radioactivo en un hotel de Londres. En su lecho de muerte Litvinenko acusó al presidente ruso, Vladimir Putin, de ordenar su asesinato.

La investigación que se lleva a cabo en Londres está suspendida hasta el 27 de julio, cuando Kovtun podría testificar a través de videoconferencia si se cumplen ciertas condiciones, incluyendo enviar una declaración completa de testigos. La policía británica acusó a Kovtun y Andrei Lugovoi de ejecutar el asesinato.