Revive polémica video de policía en Carolina del Sur

La muerte a balazos de un hombre de raza negra que se alejaba de un policía blanco revivió el miércoles el debate sobre el uso de la fuerza por parte de la policía, mientras que el alcalde y el jefe de policía de la tercera ciudad más grande de Carolina del Sur se dijeron "asqueados" por lo que reveló un video del incidente.

El agente, quien ha sido acusado de homicidio, fue despedido, y el alcalde ordenó que se dote de cámaras corporales a todos los elementos que patrullan las calles. Pero eso no calmó la indignación de la gente en el ayuntamiento de North Charleston y los oficiales fueron acallados por las peticiones de justicia de los manifestantes.

El oficial reportó que disparó en defensa propia, luego de que el sujeto al que detuvo el sábado por una infracción de tránsito, tomó su arma paralizadora. La policía compartió su versión de los hechos y prometió una investigación exhaustiva.

Pero la versión del policía rápidamente se resquebrajó luego de que el video de un testigo fuera compartido con la familia de la víctima y con el mundo entero.

En él se observa al patrullero Michael Thomas Slager disparando en repetidas ocasiones a Walter Lamer Scott, un sujeto desarmado de 50 años que intentaba escapar. El video comienza con lo que parece un breve altercado físico para hacerse de la pistola paralizadora del oficial, que cae al suelo poco antes de que el policía desenfundara su pistola marca Glock y disparara en ocho ocasiones. Scott cae al piso a unos 10 metros (30 pies) de distancia. En ningún momento se escucha en la grabación que antes o durante el tiroteo el oficial grite "alto" o le pida al sujeto que se rinda.

Momentos después, se ve al oficial retroceder y recoger lo que parece ser su arma aturdidora, y luego volver para colocarla a los pies de Scott mientras llega otro oficial a revisar la condición del herido.

El video cambió todo, señalaron el viernes autoridades y defensores de derechos humanos.

"¿Qué hubiera pasado si no hay video? ¿Si no hay testigos, o 'héroe' como yo le digo, que dé la cara?" dijo L. Chris Stewart, abogado de la familia de la víctima, a The Associated Press. "No sabíamos que existía. Salió de la nada".

Slager fue rápidamente abandonado por su abogado y acusado de homicidio, luego de que la familia de la víctima diera a conocer el video la tarde del martes.

El alcalde Keith Summey anunció que el oficial fue despedido de inmediato y que ordenará 150 cámaras corporales más, para que cada uniformado en las calles porte una, una petición del movimiento Black Lives Matter (Las vidas de los negros importan).

"He visto el video. Y me enfermó lo que vi. No lo he vuelto a ver", dijo el jefe de policía, Eddie Driggers.

La conferencia de prensa tenía la intención de calmar la indignación, pero tanto el alcalde como el jefe de policía fueron interrumpidos por cánticos de "no hay justicia, no hay paz" y otros gritaron preguntas que dijeron no podían responderse.

Afuera del ayuntamiento, el organizador local, Muhiydin D'Baha repetidamente gritó en un altoparlante "¡Ocho tiros en la espalda. La multitud respondía: "¡En la espalda!" en busca de acuñar un nuevo lema que reemplace a "¡Manos arriba, no dispare!" que fue utilizado en otros incidentes fatales que involucraron a oficiales de policía.

Tanto Stewart como la familia de Scott pidieron que las protestas se mantuvieran pacíficas, señalando que en este caso, el sistema funciona dada la acusación de homicidio.

___

Smith reportó desde Charleston, Carolina del Sur.

___

Los periodistas de Associated Press Tom Foreman Jr. en Charlotte, Carolina del Norte; Michael Biesecker en Raleigh, Carolina del Norte; y Eric Tucker en Washington, contribuyeron con este despacho.