Lluvia de hits de los Bravos en Miami

Al menos no llovió en Miami. Pero la calamidad del martes para los Marlins en casa fue el diluvio de hits sobre Mat Latos.

Los Bravos de Atlanta anotaron siete veces ante Latos en el primer inning para vencer a Miami por segundo día seguido, esta vez por 12-2.

El techo retráctil en el Marlins Park estuvo cerrado tras la metida de pata en el día inaugural, cuando la lluvia tomó desprevenidos a los empleados del equipo y se produjo una demora de 16 minutos.

Bajo techo, los Bravos repartieron palos. Latos, adquirido en un canje con Cincinnati durante el invierno, sólo pudo sacar dos outs en la apertura más corta de su carrera.

Latos fue abucheado al salir del juego, su primero con el equipo de su ciudad natal. Reconoció que subió "algo nervioso" al montículo.

"Pero no tengo excusa en hundir a mi equipo en un hoyo de siete carreras y yo haciendo el ridículo con lanzamientos por el medio del plato", indicó el pitcher. "Es mi peor apertura en seis años. Es lamentable hacer pasar por eso al equipo".

Fue la apertura más corta de un abridor de los Marlins en su debut, según STATS. Latos no logró un ponche por primera vez en 154 aperturas.

El gran inning de los Bravos incluyó dobletes remolcadores de Freddie Freeman, el panameño Christian Bethancourt y Chris Johnson, además de un sencillo de dos carreras Andrelton Simmons.

Los Bravos batearon 14 hits y se fueron de 16-9 con corredores en posición de anotar. La alineación completa de Atlanta se presentó al plato tanto en el primero como noveno inning.

"No dimos outs fáciles, incluso al final", comentó el mánager de los Bravos Fredi González.

Acabado el juego, la efectividad de los lanzadores de Miami asemeja la frecuencia de emisoras de FM: Latos en 94.50 y Steve Cishek en 108.00.

El despliegue ofensivo es toda una sorpresa para los Bravos, que quedaron penúltimos en carreras anotadas en 2014, y perdieron a Justin Upton, Jason Heyward y Evan Gattis durante el receso.

En otros encuentros de la Liga Nacional, los Diamondbacks de Arizona superaron 7-6 a los Gigantes de San Francisco, con un jonrón de tres carreras del venezolano David Peralta, y los Padres de San Diego derrotaron 7-3 a los Dodgers de Los Ángeles, en un encuentro cuyo inicio se demoró por la lluvia.

Las mismas condiciones meteorológicas impidieron que se realizara el duelo entre los Cardenales de San Luis y los Cachorros de Chicago. No se anunció una nueva fecha para llevarlo a cabo.

Además, los Rockies de Colorado se impusieron 5-2 a los Cerveceros de Milwaukee.

En la Liga Americana, Chris Davis se fue de 3-0 y recibió un pelotazo en su retorno con los Orioles de Baltimore tras purgar una suspensión de 25 juegos al dar positivo por consumo de anfetaminas.

Davis, quien lideró las mayores con 53 jonrones en 2013, completó su suspensión en el juego inaugural ante los Rays de Tampa Bay.

"Estaba muy entusiasmado", dijo Davis tras la victoria de los Orioles por 6-5. "Uno intenta calmarse lo más que se puede. Estaba un poco apurado con el swing al inicio, pero me tranquilicé durante el juego".

El manager de los Orioles, Buck Showalter, comentó que Davis jugará en la primera base el miércoles, en el último compromiso de la serie.

Adam Jones remolcó dos carreras con un doblete durante un racimo de cuatro anotaciones en el primer episodio, y los Orioles de Baltimore preservaron apenas la ventaja para superar el martes 6-5 a los Rays de Tampa Bay.

Steve Pearce disparó un vuelacerca por segundo encuentro consecutivo. Su leñazo de dos carreras colocó la pizarra 6-0 en el segundo acto por los Orioles, que el lunes se impusieron por 6-2 en el duelo inaugural de la campaña.

Pearce, originario de la cercana localidad de Lakeland, acumula cinco cuadrangulares en sus últimos 11 compromisos en el Tropicana Field.

En otros juegos del Nuevo Circuito, los Rangers de Texas se impusieron 3-1 a los Atléticos de Oakland, y los Angelinos de Los Ángeles vencieron 2-0 a los Marineros de Seattle.