Acusan de homicidio a policía que mató a negro en C. del Sur

Un policía blanco de Carolina del Sur fue acusado de homicidio el martes luego de que matara a tiros a un automovilista negro al que había ordenado que se detuviera a la orilla de un camino el fin de semana.

El patrullero Michael Thomas Slager fue arrestado y acusado después de que funcionarios policiales examinaran el video del incidente ocurrido el sábado, dijo Keith Summey, alcalde de North Charleston, en una conferencia de prensa convocada con celeridad.

Las autoridades dicen que la víctima, Walter Lamer Scott, de 50 años y residente de Charleston, fue baleado en repetidas ocasiones luego de que el agente lo atacara con un arma paralizante.

En el video del incidente entregado a medios de prensa se ve cuando el agente hace varios disparos contra la espalda del hombre negro que huía corriendo.

Summey dijo en conferencia de prensa que Slager tomó la "decisión equivocada".

"Cuando alguien comete una equivocación, se equivoca", declaró Summey. "Quien toma una mala decisión tiene que enfrentar las consecuencias, no importa si se es de de la ley o un civil".

El abogado de Slager afirmó el lunes en un comunicado que el agente se sintió amenazado y que el automovilista intentó quitarle la pistola para aturdir.

El abogado dijo el martes al periódico The Post and Courier, de Charleston, que ya no representaba al patrullero.

El incidente ocurrió en momentos en que se ha concentrado la atención pública en tiroteos de la policía, especialmente en aquellos que involucran policías blancos y sospechosos negros desarmados.

Un jurado investigador declinó encausar al policía blanco Darren Wilson que había matado a tiros en agosto al joven negro Michael Brown en Ferguson, Missouri, en hechos que desataron protestas a nivel nacional.

En un caso distinto en Carolina del Sur, un policía blanco que mató a tiros a un hombre negro de 68 años en la entrada de su casa fue acusado el martes de disparar un arma contra un vehículo ocupado, considerado un delito grave.

Un fiscal había intentado antes encausar al agente Justin Craven, de North Augusta, por homicidio involuntario debido a la muerte de Ernest Satterwhite en febrero de 2014. Sin embargo, un jurado investigador optó por acusar al agente de actuar de manera indebida, un cargo mucho menor.

Craven persiguió a Satterwhite 14,5 kilómetros (nueve millas) más allá de los límites de la ciudad hasta la cochera del hombre en el condado Edgefield.

Después de que Satterwhite se estacionó, el agente le disparó repetidamente por la puerta del lado del conductor, dijeron los fiscales. El agente, de 25 años, enfrenta 10 años de prisión si se le declara culpable del cargo que se le imputa en relación al uso de su arma de fuego.