Pakistán: Ordenan cargos contra empleados de CIA por ataque

Un juez paquistaní ordenó el jueves la presentación de cargos penales contra un ex abogado de la CIA que supervisó su programa de aviones teledirigidos y el ex operativo principal de la agencia en Islamabad por un ataque en 2009 en que murieron dos personas.

El ex asesor legal general John A. Rizzo y el ex jefe de estación Jonathan Bank deberán enfrentar cargos, incluido asesinato, terrorismo y librar una guerra contra Pakistán, dijo el juez Shaukat Aziz Siddiqui, del tribunal superior de Islamabad. Un secretario de la corte y un abogado involucrado en el caso, Mirza Shahzad Akbar, confirmaron los detalles del fallo del juez.

No fue posible contactar ni a Rizzo ni a Bank para obtener sus comentarios al respecto. La CIA no hará comentarios, le dijo el portavoz Chris White a The Associated Press.

El juez tomó la decisión en momentos en que el número de ataques de aviones teledirigidos de la CIA en Pakistán ha disminuido considerablemente, en medio de indicios de que Washington e Islamabad han estado cooperando más estrechamente en asuntos de combate al terrorismo tras años de tensiones. No estaba claro cómo afectarían los cargos penales esa cooperación, aunque los acusados casi seguramente nunca verán el interior de un tribunal paquistaní.

La única forma en que el caso pudiera proceder sería si las autoridades estadounidenses cooperasen con la corte paquistaní, algo inconcebible dado que los ataques con aviones teledirigidos fueron lanzados bajo un programa ordenado por dos presidentes estadounidenses sucesivos.

El caso hace recordar los cargos presentados por un magistrado independiente en Italia contra agentes de la CIA involucrados en el secuestro en el 2003 de un sospechoso de terrorismo. Nueve estadounidenses fueron declarados culpables en el caso, pero ninguno regresó a Italia para enfrentar los cargos.

Bank fue enviado de regreso a Estados Unidos desde Pakistán en el 2010 luego que su posición se viera debilitada cuando un hombre paquistaní llamado Karim Khan amenazó en un principio con demandar a la CIA y otros por 500 millones de dólares por la muerte de su hijo de 18 años, Zaenula Khan, y su hermano, Asif Iqbal, en un presunto ataque con un avión teledirigido el 31 de diciembre del 2009 en la región tribal de Waziristán del Norte.

La AP y otras organizaciones de prensa reportaron en aquel entonces que tres personas habían muerto en un ataque con misiles ese día en Mir Alí, en Waziristán del Norte. Funcionarios de inteligencia de Pakistán dijeron que los hombres eran extremistas, aunque no ofrecieron pruebas de ello.

A medida que crecía la indignación por la demanda, manifestantes en Islamabad comenzaron a portar carteles con el nombre de Bank según aparecía en el texto judicial, exhortándolo a irse del país. La CIA no movió a Bank, que anteriormente se había desempeñado en Bagdad, hasta que éste comenzó a recibir amenazas de muerte.

___

Dilanian reportó desde Washington. El periodista Jon Gambrell de The Associated Press en El Cairo contribuyó a este despacho.